Sábado, 21 de Mayo de 2011

Patxi López alerta de un pacto entre PNV y Bildu

Acusa a los nacionalistas de buscar un acuerdo con la coalición para "mantener el poder". Urkullu le acusa de "estar tumbado en su diván de Ajuria Enea"

ROCÍO AGUILAR ·21/05/2011 - 01:58h

Como si los ciudadanos no sólo tuvieran que decidir con su voto quién creen que debe gobernar su localidad, sino también con qué otros partidos puede pactar la formación que han elegido. En estos términos se ha desarrollado la campaña electoral en Euskadi, donde las formaciones políticas se han acusado mutuamente de cerrar acuerdos antes del 22-M y de anteponer sus objetivos políticos a los intereses del electorado. Con la entrada de Bildu en el terreno de juego, los principales partidos han encontrado en el papel que juega esta coalición para formar Gobierno el argumento perfecto para atacar a sus adversarios. Ayer, fue el turno del lehendakari, Patxi López, quien advirtió de que "el PNV quiere pactar con Bildu porque no le importa parar el progreso del país, con tal de mantener el poder".

Dos años después de las elecciones vascas, PNV y PSE ven en los comicios de este domingo un examen a su trayectoria. Sin obviar el hecho de que esta vez los comicios son municipales y no autonómicos, esta cita con las urnas brinda al Partido Nacionalista Vasco una ocasión de medir si su labor en la oposición, por primera vez en tres décadas, ha calado en la ciudadanía. Y los socialistas vascos, por su parte, podrán tener una impresión de hasta qué punto satisface el Gobierno vasco de Patxi López las expectativas generadas en 2009.

Bildu se presenta como garante para lograr la paz y el derecho a decidir

Todo ello sin olvidar que uno de los mensajes que han predominado a lo largo de la campaña es la oportunidad que estos comicios representan para la paz. El lehendakari pidió a la ciudadanía vasca un "último apoyo para terminar definitivamente con ETA" y que "se sume a las políticas en defensa de la libertad, paz y convivencia democrática" de los socialistas vascos para conseguir que "estas sean las últimas elecciones con ETA aún amenazando a los vascos".

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, también reivindicó que su partido es garante de la "paz, el progreso y la normalización" a través de la búsqueda de acuerdos "con todos", sin "extremos ni extremismos". Además, aseguró que sacará a Euskadi de la crisis, "con López o sin López". "El problema es que López, si no está tumbado en su diván de Ajuria Enea, haciendo que toca el saxofón, se dedica a twittear", agregó.

El portavoz de Bildu y líder de EA, Pello Urizar, reivindicó al cierre de la campaña que esta coalición es garante de un proceso de normalización política y paz que conduzca al respeto del derecho a decidir de la sociedad vasca, informa Guillermo Malaina.

Barreda: "Cospedal nos toma por tontos al decir que va a acabar con el paro"

CASTILLA-LA MANCHA

PSOE y PP queman sus últimos cartuchos

Los candidatos del PSOE a la Presidencia de la Junta y de la Alcaldía de Toledo, José María Barreda y Emiliano García-Page, respectivamente, cerraron campaña en la capital de la comunidad pidiendo que "vote todo el mundo" porque es mucho lo que está en juego.

El PP balear dice que prohibirá los regalos y contratar a familiares

Ambos candidatos destacaron los logros conseguidos en la pasada legislatura a nivel regional y local, intercambiando elogios y agradeciendo el cariño recibido durante los actos celebrados a lo largo de la campaña: "Muchísimas gracias por estar aquí, por estar animándonos y empujándonos", empezó diciendo Barreda, que a continuación tachó de "campañita" la del Partido Popular, a cuya candidata, María Dolores de Cospedal, acusó de haber estado cuatro años poniendo "zancadillas a todos". "Cómo la vamos a creer" cuando le llama "manirroto" si ella "no ha dado un palo al agua", se preguntó.

El presidente manchego aseguró que mañana es "el momento supremo de la democracia, la oportunidad de participar, de decidir". "Os pido a todos ayuda y colaboración", concluyó José María Barreda.

El mitin estuvo cargado de aplausos y palabras de ánimo para ambos candidatos, así como de gritos de "presidente, presidente" para José María Barreda, que se despidió con prisa para dirigirse a Guadalajara, donde celebró más tarde su acto de fin de campaña.

Blanco: "Feijóo debe dar ejemplo. El PP de Galicia hizo la campaña más cara"

Mientras tanto, la candidata del PP no se salió ni un ápice del guión y continuó insistiendo en el discurso económico. Mitin tras mitin, Cospedal ha atacado la gestión de la Junta por lo que considera "catastrófica" situación de las cuentas públicas.

La dirigente del PP, que ya ha dicho que aunque gane las elecciones seguirá siendo secretaria general del partido, aprovechó para insistir en la necesidad de un cambio político: "Castilla-La Mancha tiene un panorama desolador, con el déficit más alto de toda España, un 6,4%, y la deuda es de casi 7.000 millones de euros, pese a que el presupuesto de la Junta es de 8.000 millones", reiteró ayer la candidata conservadora en una entrevista en TVE.

Cospedal asegura tener la receta económica anticrisis: un "plan de austeridad" combinado con la privatización de algunas entidades públicas y el pago a los proveedores de las "más de 100.000 facturas que debe la Junta" para revitalizar la economía. Los socialistas cuestionan la credibilidad de esta "varita mágica", como la calificó el presidente Barreda, cuando Cospedal insiste en que mejorará las cuentas públicas sin que haya "recortes en las prestaciones sociales ni en los servicios públicos".

El alcalde conservador de Oviedo abre la puerta a un pacto con Cascos

Tampoco se cree Barreda el discurso de Cospedal en materia de empleo: "Nos toma por tontos diciéndonos que cuando ella llegue va a acabar con el paro", afirmó durante un mitin en Yuncos (Toledo). El candidato socialista cree más eficaz sustituir los grandes discursos por las medidas concretas, como la creación de un gran Puerto Seco en Yunquera de Henares anunciada ayer, que "va a generar 300 empleos" .

Cospedal izó después en Guadalajara la bandera del cambio que tiene que llegar a España "muy pronto" de la mano del líder del PP, Mariano Rajoy. "Nunca mejor para empezar" que desde "el corazón de España, porque nosotros los guadalajareños, los catellano-manchegos, que tan orgullosos nos sentimos de ser españoles, comenzaremos y seremos los abanderados del cambio en toda España. Os lo puedo asegurar". Las 2.000 personas que asistieron al acto corearon gritos de "Barreda dimisión".

GALICIA

El PP utiliza una campaña agresiva para acceder al poder local en Catalunya

El PSOE cuestiona la gestión de la Xunta

La campaña electoral pasó de puntillas por Galicia durante la primera semana, pero ha cogido carrerilla estas últimas jornadas. Las críticas de los socialistas por las privatizaciones realizadas por la Xunta en los servicios públicos, así como el recorte de algunas prestaciones, sirvieron para calentar el motor, pero el acelerador fue el comportamiento del presidente de la Diputación de Ourense, José Luis Baltar, cuando repartió 3.000 euros entre los asistentes a un mitin. Desde entonces, la campaña ha subido la intensidad. El ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, fue ayer el encargado de recordarle al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que debe "dar ejemplo trabajando un poco más y gastando un poco menos", ya que "el PP de Galicia hizo la campaña más cara".

Blanco presentó al PSOE como el garante del Estado del bienestar frente a las privatizaciones de la Xunta. Mientras el PP pretende introducir el "copago sanitario" y su primera medida al frente de la Xunta fue "suprimir los libros de texto gratuitos", los socialistas "defienden el Estado del bienestar cuando hay dificultades", afirmó Blanco.

Al tiempo que socialistas y nacionalistas critican su gestión, el presidente gallego sigue enrocado en su intención de reformar la Ley Electoral para que gobierne el partido más votado. Ayer, dio un paso más. Feijóo propuso reducir a una semana de duración la campaña electoral y que las dos fuerzas más votadas vuelvan a enfrentarse en una segunda vuelta si ningún partido logra mayoría suficiente en la primera votación. Para Feijóo, esta es una forma de "recuperar el juego limpio, claro y transparente".

En todo caso, es algo que se escapa a las competencias del presidente de la Xunta, ya que la legislación sobre las elecciones municipales es de ámbito estatal.

ILLES BALEARS

Propuestas contra la corrupción

Con varios casos de corrupción a sus espaldas, el PP balear anunció ayer que va a prohibir, ahora, el abc de los corruptos. Si gobierna en las islas, prohibirá los regalos, las tarjetas de crédito y contratar a familiares para trabajos de carácter público de hasta tercer grado de consanguineidad, especificó el candidato del Partido Popular, José Ramón Bauzá, durante la presentación de una carta de compromisos.

El Partido Popular quiso otorgar un carácter novedoso a este ejercicio de "transparencia". Además, el PP balear exigirá que los militantes pongan su cargo a disposición del partido si son imputados, cosa que ahora no hacen en otras comunidades autónomas, especialmente en Valencia.

CATALUNYA

ICV y ERC se enfrentan al bipartidismo

El socialista Jordi Hereu y el nacionalista Xavier Trías rivalizaron anoche en atribuirse la victoria en las elecciones al Ayuntamiento de Barcelona, donde el PSC ve seriamente amenazada su hegemonía desde las municipales de 1979. Tras partir como perdedor seguro hace sólo unos meses, Hereu pugnó hasta última hora para salvar la histórica plaza.

La larga batalla de Barcelona entre PSC y CiU copó la campaña en Catalunya, donde también se libran otras contiendas electorales de envergadura de cara al nuevo mapa del poder político en la Comunidad, como la que tiene lugar en Tarragona y Girona.

Tanto los ecosocialistas de ICV-EUiA como Esquerra Republicana intervienen en este aparente combate bipartidista como elementos clave en la configuración de las nuevas mayorías, pero tal vez el factor más llamativo es la agresiva campaña del PP para confirmarse como fuerza política en Catalunya. No sólo para influir en el rumbo de los gobiernos municipales, sino para dar el salto en el espacio del poder local del país. Badalona es el escenario principal de esta operación, que aspira a trazar el camino de la consolidación definitiva del partido en las próximas elecciones legislativas, informa José Ramón González Cabezas.

ASTURIAS

Los socialistas sacan su arsenal

Asturias cerró la campaña sin relajación. Las elecciones más disputadas desde elacceso de la región a la autonomía en 1983 se decidirán por muy pocos votos de diferencia, según predicen todas las encuestas, y los candidatos se emplearon a fondo hasta el final. El PSOE, que ha movilizado todo su arsenal, convocó a Alfonso Guerra para su último mitin en Gijón. Desde la derecha, Francisco Álvarez-Cascos se apuntó a una competición a distancia con Mariano Rajoy. Su acto de Oviedo tuvo lugar en el nuevo palacio de congresos de la ciudad, cuyo auditorio estrenó la semana pasada el presidente popular. El exvicepresidente quiso igualar así el poder de convocatoria del PP, que sigue dando vueltas a la cuestión capital que se dirime el domingo en las urnas: ¿pactarán las dos formaciones de la derecha?

Desde la fundación del Foro Asturias de Cascos, las respuestas han sido erráticas entre el sí y el no. Ayer se pronunció el hombre fuerte del partido en la región, Gabino de Lorenzo, alcalde de Oviedo. En una entrevista radiofónica, De Lorenzo abrió la puerta a un entendimiento, aunque dejó la decisión final en manos de Espinosa, informa Raúl Álvarez.