Sábado, 21 de Mayo de 2011

El Gobierno de la República de Sol

Sin líderes, la organización en la plaza es horizontal con la asamblea en la cúspide

A. REQUENA ·21/05/2011 - 01:05h

La organización del campamento de Sol es compleja. No hay líderes, su estructura es horizontal. Existen diez comisiones: alimentación, infraestructura, respeto y cuidados, comunicación, extensión, acción, enfermería, coordinación interna, legal, y sonido. Algunas de ellas se dividen a su vez en subcomisiones con labores más específicas. Es el caso, por ejemplo, de la comisión de acción, que se divide en artes gráficas, acción en barrios e inmigración.

Cada comisión se reúne en asamblea varias veces al día, aunque siempre queda personal de guardia para atender las necesidades del momento. En esas asambleas debaten las propuestas que les han llegado y también las que ellos mismos hacen. Sus conclusiones se exponen en la asamblea general. "Se puede decir que es el máximo órgano de gobierno del campamento, ahí es donde se alcanzan los consensos finales", explica Marta, una portavoz. La asamblea general se reúne tres veces al día: por la mañana, por la tarde y de madrugada. Los primeros turnos de palabra son precisamente para conocer las conclusiones de las comisiones. Después, cualquiera puede pedir la palabra.

La asamblea general se reúne tres veces al día: mañana, tarde y madrugada.

Hay también dos áreas: animación infantil y biblioteca. Además, se han formado varios grupos de debate sobre economía, educación y cultura, medio ambiente, feminismo, migraciones, política, economía... "Es gente que viene con ganas de formar grupos de discusión de temas concretos. Muchas veces sirve para que luego algunas personas puedan exponer ideas más claras y consensuadas en la asamblea", dice Marta.

La asamblea adoptó ayer varios acuerdos. Entre ellos, establecerse en las calles aledañas de la céntrica plaza madrileña e incluso instalar carpas para la realización de grupos de trabajo y próximas asambleas. Los asistentes justificaron la medida en el riesgo de masificación de la plaza, que ya impide desarrollar las reuniones con comodidad. Así, a partir de ahora se ocuparían calles como Tetuán, la del Carmen o Arenal. En los últimos días estas calles, incluyendo la de Preciados o la de Jacinto Benavente, ya habían albergado encuentros asamblearios. También se acordó que los medios no graben imágenes en zonas como la guardería, la enfermería, la comisión de asuntos legales o la de comunicación.

Noticias Relacionadas