Sábado, 21 de Mayo de 2011

Rajoy invita a todos a ir a la "gran fiesta de la democracia" y votar el 22M

El líder del PP afirma que el Gobierno "ha tocado fondo" y que el PP sacará "a flote" a España

MARIA JESUS GÜEMES ·21/05/2011 - 00:57h

MARIA JESUS GÜEMES -

El líder del PP, Mariano Rajoy, no ha querido arriesgar en toda la campaña para no cometer errores y, con esa filosofía, llegó ayer a su final. El dirigente conservador cerró la caravana electoral en el Palacio de Deportes de Madrid junto a sus dos candidatos, Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón.

Y lo hizo con un remix de los mejores momentos de los discursos que ha venido realizando en estos días: paro, crisis y el hit de que la culpa de todo es de José Luis Rodríguez Zapatero. Sin olvidar, que su formación puede acoger a todos los socialistas descontentos.

"Aguirre y Gallardón son políticos de raza", afirma el jefe de la oposición

Después de echar el resto en Castilla-La Mancha durante la jornada, Rajoy fue a pedir el voto ante 16.000 militantes enfebrecidos que tronaban al ritmo de "¡Zapatero, dimisión!. Era la mayor demostración de fuerza del PP, después del acto de la Plaza de Toros de Valencia con el presidente de la Generalitat, Francisco Camps. Las encuestas auguran al PP unos resultados aún más espectaculares que en convocatorias anteriores.

Para empezar, Rajoy agradeció la ayuda del PP de Madrid con Aguirre a la cabeza, dejando aparcadas todas sus diferencias internas.

Después se presentó como "la alternativa". "Estas elecciones son el primer paso para recuperar la imagen de un país serio y ordenado. Para acabar con la crisis. El Gobierno ha tocado fondo. No tiene ni ideas ni líder ni nada. Nosotros estamos dispuestos a sacar a flote a España y os garantizo que lo haremos", aseguró mientras la gente cantaba "Rubalcaba, el chollo se te acaba".

Pide que se ejerza el "derecho político más sagrado: el sufragio libre"

Y, por último, se centró en pedir el voto con más ahínco que nunca. Aseguró que el 22M iba a ganar "la verdad y la moderación" frente "a los que insultan, el paro y los recortes sociales". E hizo un llamamiento a la participación. Lo que más le preocupa.

Pero también fue un mensaje dirigido al movimiento de descontento social que seguía bien activo en Sol, a tan sólo unos kilómetros del mitin. Rajoy invitó a todo el mundo a ir el próximo domingo "a la gran fiesta de la democracia que es votar". "Eso es lo que tenemos que hacer", recomendó mientras defendía que "la política es una actividad noble". "Valoremos lo que tenemos y ejerzamos el derecho político más sagrado, el sufragio libre directo y secreto . Tenemos claro dónde tenermos que llegar y sabemos cómo hacerlo.¡A votar y a ganar!", solicitó.

"Nuestra campaña"

El acto fue la mayor demostración de fuerza del PP en toda la campaña

Además volvió a defender la campaña que ha realizado el PP y que muchos han calificado de plana. Para ello quiso tener un recordatorio para la directora de la misma, Ana Mato. "Ha sido extraordinaria, mal que le pese a algunos", destacó. "Ha sido la nuestra. Nadie nos la ha hecho y hemos sabido no distraernos de lo importante. Hemos hecho la campaña que querían los españoles", mantuvo.

Como siempre, también tuvo palabras de elogio para sus candidatos que lo escuchaban sentados junto a su mujer, Elvira Fernández. "Son políticos de raza, siempre leales a su partido, a sus votantes y a sus compromisos", comentó.

Los teloneros confluyeron en sus mensajes, mirando hacia el movimiento del 15M. Gallardón reinvindicó el espíritu de la Transición.

"Indignados estamos muchísimos españoles por tanta indignidad de este Gobierno", denunció Aguirre. Mientras incidía en que la "auténtica rebeldía" es que "triunfe la democracia sin adjetivos que la devalúan" porque eso significa decir "pacífica y civilizadamente que el PSOE ha fracasado, que el PP debe gobernar España y que los que mataron a Gregorio Ordoñez y a Miguel Ángel Blanco no estén en las instituciones". La respuesta llegó al unísono: "¡Bildu fuera!". Rajoy no tocó el tema.