Miércoles, 16 de Enero de 2008

La velocista mexicana Ana Guevara anuncia su retirada de las pistas

EFE ·16/01/2008 - 16:33h

EFE - Guevara, de 30 años, hizo pública su renuncia en una rueda de prensa después de ser el blanco de críticas que señalaban que sus acusaciones contra dirigentes del deporte mexicano sólo pretendían ocultar su declive deportivo.

La atleta mexicana Ana Guevara, plata en los 400 metros lisos de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, anunció hoy su retirada de las pistas, cuatro meses después de haber denunciado presuntos actos de corrupción en el deporte mexicano.

"Es una decisión personal, son muchos años de impunidad", declaró Guevara, de 30 años, al hacer pública su renuncia en una rueda de prensa. La atleta ha sido blanco de críticas que señalaban que sus acusaciones contra dirigentes del deporte mexicano sólo pretendían ocultar su declive deportivo.

Después de su cuarto lugar en los Mundiales de Osaka 2007 de septiembre pasado, Guevara amenazó con no asistir a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 en caso de que no hubiera cambios en la dirección de la Federación Mexicana de Atletismo.

La respuesta que encontró Ana a sus acusaciones fue una batería de críticas a su carrera y la situación llegó al extremo de romper con el director de la gubernamental Comisión Nacional del Deporte (CONADE), Carlos Hermosillo, a quien ella impulsó al cargo.

"Me siento consternada, me siento ofendida, lo poco de hambre que me quedaba se acabó después del mundial de Osaka, cuando tuve acceso a la información y pude tener pruebas para denunciar antes", apuntó la velocista.

Guevara dijo que su retirada de las pistas "es definitiva" porque no quiere seguir así: "No hay manera de arreglar el espejo porque la confianza está rota".

Nacida en Nogales, estado mexicano de Sonora, el 4 de marzo de 1977, Guevara se inició en el atletismo en 1996 y ocho años después, en Atenas 2004, subió al podio olímpico al ganar la plata de los 400 metros lisos.

Un año antes de los Juegos de Atenas, Guevara registró el mejor tiempo de su trayectoria al correr los 400 metros en 48,98 segundos en París el 27 de agosto de 2003.

Los Mundiales de atletismo de Osaka de 2007 fueron el punto de quiebre en la carrera de Guevara, que decidió denunciar a los burócratas del deporte mexicano que llegaron al extremo de sacar fotocopias a sus acreditaciones en esta competición.

Guevara advirtió entonces su intención de no asistir a los Juegos de Pekín 2008 si no era cambiado el presidente de la Federación Mexicana de Atletismo, Mariano Lara.

La atleta acusó a Lara y a su directiva de haber dejado prácticamente a su suerte a los atletas mexicanos en Osaka, donde de paso quedó claro que el país no tiene peso en el atletismo mundial.