Viernes, 20 de Mayo de 2011

El FMI aprueba una ayuda de 26.000 millones para Portugal

La institución busca así respaldar el programa de ajuste en el país

EFE ·20/05/2011 - 22:43h

El consejo ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy una línea crediticia de tres años por valor de 26.000 millones de dólares para Portugal para respaldar el programa de ajuste y crecimiento en el país.

El programa pone de forma inmediata a disposición de Portugal un total de 6.100 millones de euros, informó el FMI en un comunicado, que señaló que la ayuda total al país rondará los 12.600 millones de euros este año, que se sumarán a los 25.200 millones de dólares comprometidos por la Unión Europea (UE).

El organismo multilateral indicó que el paquete de financiación conjunto con la UE sumará 78.000 millones de euros en el plazo de tres años, y representa un "acceso excepcional" a los recursos del FMI por parte de Portugal.

"El paquete de financiación busca permitir a Portugal tomarse un respiro de los mercados mientras demuestra la implementación de los pasos necesarios para volver a poner a su economía en el camino correcto", aseguró el FMI.

El director gerente en funciones del Fondo, John Lipsky, destacó que las autoridades portuguesas han diseñado un programa "económicamente bien equilibrado" que tiene, dijo, el crecimiento y la creación de empleo como su prioridad.

Según Lipsky, el programa hace frente al principal problema de Portugal, el de la baja tasa de crecimiento, al tiempo que pone en marcha una serie de medidas para recuperar la competitividad mediante reformas estructurales.

El titular en funciones del FMI dijo que lo anterior busca asegurar, a su vez, el equilibrio fiscal y la estabilidad del sector financiero.

"Las autoridades deberían de ser alabadas por este ambicioso programa que involucra sacrificios que pueden conducir a una economía más fuerte y dinámica capaz de generar crecimiento, empleos y oportunidades", dijo Lipsky.

Según el alto funcionario, el paquete de ayuda del FMI y la UE ayudará a minimizar los costes sociales del ajuste. El programa, dijo Lipsky, incluye también una red de protección social, que asegura la asistencia a los más vulnerables.

"La medida aprobada hoy por el FMI contribuirá al amplio esfuerzo internacional para lograr a estabilizar la zona euro y asegurar la recuperación en la economía global", concluyó el directivo del FMI.