Miércoles, 3 de Octubre de 2007

Yúschenko ordena iniciar las consultas para formar una mayoría parlamentaria y el nuevo gobierno

EFE ·03/10/2007 - 18:09h

EFE - El presidente de Ucrania, Víctor Yúschenko, durante la rueda de prensa en la que ordenó a los partidos iniciar las consultas sobre la formación de una mayoría parlamentaria y del nuevo gobierno. EFE

El presidente de Ucrania, Víctor Yúschenko, ordenó hoy a los partidos que entran en el nuevo Legislativo iniciar las consultas sobre la formación de una coalición que tenga mayoría parlamentaria y del nuevo gobierno del país.

"Dispongo que el Partido de las Regiones (PR), el Bloque de Yulia Timochenko (BYT), Nuestra Ucrania-Autodefensa Popular(NUAP) y los demás vencedores de los comicios parlamentarios anticipados inicien las consultas políticas para formar una mayoría parlamentaria y el Gobierno", declaró Yúschenko en una comparecencia ante la prensa.

La clase política interpretó sus palabras como mera formalidad después de que Timoshenko anunciara la víspera que ya había acordado con Yúschenko unir sus respectivas fuerzas, BYT y NUAP, en una "coalición naranja", para controlar la Cámara y formar Gobierno.

El presidente no mencionó hoy ese acuerdo, mientras en otra intervención, esta vez por televisión, pidió a las fuerzas que acceden en la nueva Rada Suprema (Parlamento) "sabiduría política y pasos para consolidad el país en torno a las prioridades nacionales".

También en este caso Yúschenko mencionó a las fuerzas políticas que acceden a la Cámara, pero en ninguno de los dos discursos citó al Partido Comunista, aliado del PR del hasta ahora primer ministro Víctor Yanukóvich, rival político del presidente.

Yúschenko añadió que las elecciones se celebraron "de acuerdo con los estándares democráticos", exigió que la nueva Rada suprima la inmunidad y prebendas de los diputados y anunció que la mayor tarea de 2008 será preparar una reforma de la Constitución.

Recordó que el detonante de la crisis fue la reforma política aprobada antes de la Revolución Naranja de 2004, que traspasó al Parlamento parte de las atribuciones del presidente, pero dejó demasiadas lagunas legales.

"Sin la reforma de la Carta Magna será difícil mantener la estabilidad política, por eso dedicaremos el año 2008 a un nuevo proceso constitucional y la aprobación de una nueva Carta Magna", puntualizó.

El partido de Yanukóvich, que más votos recibió durante los comicios, pero a cuya alianza pro-rusa con los comunistas se impone la coalición naranja pro-occidental, respaldó el llamamiento de Yúschenko para iniciar las consultas políticas.

El PR vio en este llamamiento una invitación para repetir la anterior "amplia coalición" entre ambos bandos, que el presidente se vio obligado a aceptar para superar una de las anteriores crisis y que dio a Yanukóvich el ansiado puesto de jefe del Gobierno.

Sin embargo, el subjefe del estado mayor electoral de NUAP, Mikola Onischuk, subrayó que las palabras del presidente "no significan la creación de una 'amplia coalición' con Yanukóvich.

"Simplemente, "el presidente, en calidad de jefe de Estado, instó a los partidos a buscar acuerdos que permitan garantizar la estabilidad política y económica en el país", explicó.

"No nos cabe dudas de que las fuerzas democráticas tendremos mayoría en la Rada", declaró ayer Timoshenko, principal candidata a encabezar el nuevo Ejecutivo, al anunciar sus primeras consultas con el presidente para formar la mayoría parlamentaria y gobierno.

La Comisión Electoral Central informó de que, con el 99,51 por ciento escrutado, el PR de Yanukóvich seguía como el más votado, con un 34,3 por ciento de los votos.

En el segundo y tercer lugar se mantienen las fuerzas naranjas: el BYT, con un 30,76 por ciento, y NUAP, con un 14,19 por ciento.

El cuarto es el Partido Comunista, con un 5,38 por ciento, seguido del bloque del antiguo presidente de la Rada Vladímir Litvin, la última fuerza que accede a la Cámara, con un 3,96 por ciento.

El Partido Socialista, otro aliado del primer ministro, ha caído por debajo del 3 por ciento de votos (2,86%), que es el mínimo requerido para acceder al reparto de los 450 escaños de la Rada.