Sábado, 21 de Mayo de 2011

"Mi mujer filtra los libros que leo"

Presidente de Extremadura y candidato a la reelección. Admite haber hecho amigos en las redes sociales, a las que se declara adicto

IÑIGO ADURIZ ·21/05/2011 - 08:00h

IÑIGO ADURIZ - Fernández Vara.

Acumula un largo recorrido en la gestión de los intereses públicos. Desde hace 16 años ha desempeñado diversas responsabilidades en el Gobierno de su comunidad, Extremadura. Pero Guillermo Fernández Vara (Olivenza, 1958) ha sabido, además, adaptarse a los nuevos tiempos y descubrir en las redes sociales una nueva forma de relacionarse con sus conciudadanos. Se confiesa amante de su tierra.

¿Qué técnicas utiliza para relajarse?

"Me gusta el cine español, el que cuenta historias reales", confiesa

Me gusta ir al cine siempre que tengo algún hueco, a ver preferiblemente películas españolas. Me gusta mucho más el cine que cuenta historias reales que el de ficción. También me relajo andando, todo ello sin olvidar el fútbol.

¿De qué equipo es?

Del Barça, sin ninguna duda.

¿Y qué lugares son sus preferidos para darse un paseo?

Cuando estoy en Mérida, donde está la sede de la Presidencia de la Junta, suelo andar por las orillas del Guadiana. Si no, paseo por mi pueblo, Olivenza.

¿Es ese el único deporte que practica?

Cuando era más joven practicaba mucho más deporte, pero ahora lo único que hago es andar. Lo hago fuera, cuando el tiempo acompaña. Si llueve, camino encima de una cinta.

¿Consigue tiempo para dedicar alguna parte del día a la lectura?

Leo antes de acostarme. Suelo meterme a la cama sobre las 23.15 y dedico unos minutos a leer.

¿Qué libro tiene en este momento encima de la mesilla?

Ahora mismo, El valor del tiempo, de María Ángeles Durán. En realidad, suelo leer varios libros al mismo tiempo. Los tengo repartidos entre Mérida y Olivenza. Pero todos ellos pasan siempre un filtro previo, que es mi mujer.

¿Ha conseguido adaptarse a las nuevas formas de comunicación o prefiere los métodos tradicionales?

Dedico una hora al día a las redes sociales, pero nunca es suficiente. Me llegan unos 2.000 correos electrónicos a la semana y muchos fines de semana los dedico a responder al mayor número posible de personas. He hecho amigos a través de las redes sociales, con los que quedo para tomar café. Me parece que a los políticos esas herramientas nos dan una buena oportunidad para estar en contacto con los ciudadanos.

Hábleme de las dos provincias extremeñas. En primer lugar, ¿qué es lo que más aprecia de Cáceres?

Pocas provincias habrá en España en las que se pueda dar esa conjunción entre lugares declarados Patrimonio de la Humanidad y espacios naturales protegidos. Es, además, una provincia innovadora. Un buen ejemplo es el Valle del Jerte, que ha creado una imagen de marca. Si me tuviese que decantar por algún lugar en la provincia, sería la comarca de Las Villuercas, entre el Cañamero y Berzocana.

¿Y Badajoz?

La Vega del Guadiana es una de las zonas más ricas en cuanto al regadío de todo el país. Además, gracias a la transformación que ha experimentado, exporta agricultura a todo el mundo. Mi lugar preferido es, por supuesto, Olivenza.

¿Se considera una persona hogareña o prefiere pasar el día fuera?

Cuando tengo tiempo libre, soy una persona de poco salir. Tengo un rincón en casa en el que me gusta pasar mucho tiempo.