Viernes, 20 de Mayo de 2011

La Bolsa española baja el 1,45 por ciento y regresa a niveles de mediados de marzo

EFE ·20/05/2011 - 09:03h

EFE - El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. EFE/Archivo

La Bolsa española ha perdido hoy el 1,45 por ciento y ha bajado hasta 10.200 puntos, nivel desconocido desde mediados de marzo, afectada por el vencimiento de los contratos de derivados, la situación de la deuda griega y la caída de las materias primas.

Así, el principal índice de la bolsa española, el IBEX 35, bajó 150,20 puntos, el 1,45 por ciento, hasta 10.226,60 puntos. Esta semana, marcada por las malas noticias económicas estadounidenses y el aumento de la presión sobre la deuda de los países de la periferia europea, cae el 1,25 por ciento.

Después de la subida de Wall Street en la sesión anterior, donde destacó el estreno de Linkedin, y el mantenimiento de los tipos de interés en Japón, el mercado nacional, arropado por las plazas europeas, comenzaba la jornada con ganancias moderadas, por encima de 10.400 puntos.

Sin noticias económicas relevantes, la Bolsa española mantenía sus ganancias con el apoyo del petróleo -el Brent se cambiaba a 112 dólares por barril- y la cotización del euro, que superaba 1,43 dólares. A las dos horas tropezaba con la resistencia -nivel que frena los avances- de 10.450 puntos.

La situación bursátil cambió con la presión bajista ejercida por el vencimiento de los contratos de futuros y opciones y con la publicación de diversas informaciones sobre la deuda griega y española.

Además, después del mediodía empezaron a depreciarse notablemente el petróleo y el euro, lo que incidía negativamente en la evolución de la bolsa. El Brent bajaría hasta 108,5 dólares por la tarde y la moneda única caería a 1,415 dólares.

La apertura a la baja de Wall Street incrementó las pérdidas del mercado nacional, que había aguantado sobre el nivel de 10.300 puntos.

La bolsa bajaba de 10.200 puntos con el aumento del descenso del mercado neoyorquino, la caída del petróleo y la rebaja de la calificación crediticia de la deuda griega por Fitch, de "BB+" a "B+" (además, el FMI aconsejaba a la UE ampliar la ayuda a Irlanda).

La decisión de Fitch presionaba a los bonos -el interés de las obligaciones españolas se acercaba al 5,5 % y la prima de riesgo subía a 240 puntos básicos- y al mercado bursátil.

Al final de la sesión, la Bolsa española conseguía recuperar el nivel de 10.200 puntos y reducir sus pérdidas por la rebaja de la caída de Wall Street.

Todos los grandes valores del IBEX 35 bajaron: Repsol, el 1,95 por ciento; Banco Santander, el 1,9 por ciento; BBVA, el 1,89 por ciento; Iberdrola, el 1,34 por ciento, y Telefónica, el 0,98 por ciento.

En cuanto a la evolución semanal de estas compañías, Iberdrola cayó el 1,63 por ciento; BBVA, el 1,26 por ciento; Banco Santander, el 1,36 por ciento; Repsol, el 1,13 por ciento, y Telefónica, el 0,74 por ciento.

Las mayores pérdidas del IBEX correspondieron en esta jornada a Sacyr, que cayó el 4,33 por ciento tras recoger los inversores beneficios tras la subida de la víspera, seguida de Inditex, con un descenso del 2,38 por ciento, en tanto que Bankinter cayó el 2,12 por ciento.

Sólo subieron dos compañías del IBEX: Gamesa, el 1,54 por ciento, y Ferrovial, el 0,24 por ciento. La menor caída correspondió a IAG, el 0,04 por ciento.

Respecto al saldo semanal de las compañías del IBEX, bajaron treinta y una y subieron cuatro. La mayor caída correspondió a Bankinter, el 9,18 por ciento, seguida de Sacyr, que cedió el 6,32 por ciento, mientras que Gamesa lideró los avances al subir el 3,09 por ciento, y el segundo puesto correspondió a IAG (2,75 %).

Poco antes del cierre del mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años subía casi nueve centésimas respecto a la jornada anterior y se situaba en el 5,48 por ciento. El diferencial con la deuda alemana subía catorce puntos básicos, hasta 242.