Miércoles, 16 de Enero de 2008

Representación de la sociedad se manifiesta pidiendo el regreso de Mari Luz

EFE ·16/01/2008 - 10:35h

EFE - Juan José Cortes e Irene Suárez, los padres de Mari Luz Cortés, la niña de 5 años desaparecida en el barrio del Torrejón de Huelva el pasado domingo, durante la manifestación convocada hoy en la capital onubense para reclamar la atención sobre el caso de ciudadanos y administraciones.

Una amplia representación de la sociedad onubense ha participado hoy en la manifestación convocada por la familia de Mari Luz Cortés, la niña de cinco años que desapareció el pasado domingo en la barriada de El Torrejón, para pedir el regreso de la pequeña.

La manifestación comenzó a las 11:00 horas en el colegio Diocesano de Huelva, donde estudia Mari Luz, encabezada con una pancarta en la que se podía leer "Mari Luz, te queremos ¡Vuelve pronto¡".

Desde allí, los 1.500 alumnos del centro, acompañados por familiares y vecinos de El Torrejón, así como representantes de diferentes instituciones públicas y privadas, como el Ayuntamiento, o el Recreativo de Huelva, han marchado hasta la Plaza de la Rosa, donde vive la niña.

Durante el recorrido, Baldomero Rodríguez, director del colegio, ha expresado la repulsa de la comunidad educativa por lo sucedido y el amor y el cariño a la familia de la menor, y ha asegurado: "todo el mundo se siente secuestrado como Mari Luz y está ahora unido en una misma familia".

Por su parte, la tutora de Mari Luz, María del Carmen Feria Limón, ha destacado que es "una niña preciosa, que se comportaba en clase con mucha alegría y con mucha vida", mientras que algunos de sus compañeros han resaltado lo buena amiga que es y han expresado su deseo de que vuelva, y algunos padres han reconocido que tienen miedo desde la desaparición.

Al llegar la manifestación a la Plaza de la Rosa, la madre de Mari Luz, Irene Suárez, no ha podido aguantar la presión de estos días y la emoción y se ha desmayado, por lo que ha tenido que ser atendida por los servicios sanitarios, lo que le ha impedido continuar con el recorrido hasta la Subdelegación del Gobierno.

Dicho recorrido, en el que ya no participaron los compañeros de Mari Luz, que volvieron a la escuela, sino un millar de familiares, amigos y vecinos, se ha desarrollado sin ningún tipo de incidencias y ha finalizado en torno a las 13:30 horas.

Ya una vez en la puerta de la Subdelegación del Gobierno, el subdelegado, Manuel Bago, ha expresado al padre de la niña, Juan José Cortés, que se está actuando "con todos los medios disponibles" y le ha invitado a mantener un encuentro.