Viernes, 20 de Mayo de 2011

Miss Hawley, una octogenaria que lleva medio siglo de cronista del Himalaya

EFE ·20/05/2011 - 12:24h

EFE - Elisabeth Hawley, de 87 años, lleva medio siglo como registradora oficial de las escaladas en el Himalaya. En la foto está acompañada por el montañero Robin Trygg, el sueco más joven en coronar el Everest.

Leyenda viva para los montañeros, a sus 87 años a Elisabeth Hawley no le falta trabajo: lleva medio siglo como registradora oficial de las escaladas en el Himalaya y esta temporada hay previstas 90 expediciones solo al Everest.

En Nepal hay 326 picos abiertos a la escalada y de ellos un centenar no han sido conquistados, pero según el Ministerio de Turismo los populares entre los montañeros son apenas dos docenas, para desespero de esta veterana periodista estadounidense instalada en el recóndito Himalaya.

"En esta época, la gente escala el Everest como quien se va de crucero", dijo en entrevista a Efe Hawley, a bordo del emblemático Volkswagen Escarabajo de color celeste en el que va de hotel en hotel para hablar con las expediciones.

"Miss Hawley", como la llaman todos en el mundillo, ha pasado las últimas cinco décadas registrando los ascensos y fechas de coronación de las montañas, a veces con detalles puntillosos, como la persona más joven de cada país en escalar una montaña.

Hawley se reúne con los miembros de las expediciones para comprobar que sus ascensos fueron reales y usa un cuestionario en el que se les pregunta por fechas y detalles de los campamentos, si usaron oxígeno o cuerdas, o a qué otros montañeros vieron.

"Es una leyenda viva", dijo a Efe el montañero sueco Robin Trygg, que afirmó haber leído el nombre de Hawley "en casi cada libro sobre la montaña" y acaba de convertirse a sus 24 años en el montañero sueco más joven en coronar el monte Everest.

Miss Hawley llegó a Katmandú en el año 1962, con la misión de cubrir para la compañía periodística estadounidense "Time" una expedición al Everest de la que formaba parte un nieto del presidente de Estados Unidos Woodrow Wilson.

"Me di cuenta de que la montaña generaría noticias para la prensa internacional por mucho tiempo", contó la periodista, que comenzó su registro con esa expedición, "histórica" porque fue la primera vez que se usaron distintos caminos para subir y bajar el Everest.

Hawley ha compaginado su tarea periodística, de la que se retiró en el año 2008, con la gestión de escuelas y hospitales de la organización Himalayan Trust, y además fue cónsul honoraria de Nueva Zelanda en Nepal entre 1990 y 2010.

Fiel a la mística de la montaña, Hawley critica el creciente componente comercial presente en el alpinismo de hoy en día, aunque a la vez reconoce que la moda de la montaña ha supuesto un impulso para el número de entradas en su base de datos.

Hawley ha sido testigo de excepción de las peripecias de los escaladores más famosos de las últimas décadas, como el austríaco Reinhold Messner, pero ella misma sabe que el tiempo no perdona y que pronto no será capaz de mantener el registro.

"No sé lo que va a pasar", asume esta cronista del Himalaya.

La base, conocida como "Registro del Himalaya" y publicada por primera vez en 2004, contiene todas las expediciones emprendidas en las montañas nepalíes, y hay una página web actualizada dos veces al año por Hawley y otro experto estadounidense.

Esta es la herramienta más valiosa para validar de forma neutral las coronaciones y mediar en las disputas entre los montañeros cuando se han producido controversias, como la polémica de 2010 sobre si la coreana Oh Eun-Sun coronó los "catorce ochomiles".

Oh Eun-Sun reivindicó haber subido las catorce montañas del mundo de más de 8.000 metros de altura, pero otros alpinistas pusieron en duda su expedición a la tercera montaña más alta, el Kanchenjunga, lo que obligó a Hawley a entrevistar a testigos y expedicionarios.

En su registro la coronación del Kanchenjunga por Oh Eun-Sun figura como "en disputa", por lo que en sus papeles no queda claro si la primera mujer en llegar a los "catorce ochomiles" es esta coreana o la escaladora española Edurne Pasaban.

Los escaladores coinciden en pensar que Miss Hawley es una medidora "neutral", por lo que su registro es considerado una especie de "biblia" del montañismo, aunque ella afirma con modestia que su trabajo es en realidad "aburrido".

"Me gustaría que la gente fuera a otras montañas, que fueran pioneros en lugar de escalar el Everest, el Cho-Oyu o el Ama Dablan", apostó la octogenaria Hawley, en referencia a los picos más populares del Himalaya nepalí.

Es algo que ella, "con algunos problemas de equilibrio corporal", no hará: a sus 87 años, esta enérgica mujer, leyenda viva del Himalaya, confiesa que no ha llegado a pisar el campo base del Everest y que jamás ha escalado una montaña.

"Sé lo que hay en ellas", dice, con la mano en el cuaderno donde guarda los cuestionarios.

Manesh Shrestha