Viernes, 20 de Mayo de 2011

La campaña se ha jugado en el sur

Los candidatos se han centrado en los distritos y pueblos obreros

IÑIGO ADURIZ ·20/05/2011 - 01:00h

El sur también existe para los políticos madrileños. Sobre todo, en campaña electoral. Los tres principales candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid han volcado sus esfuerzos en los distritos más meridionales de la capital y en el llamado cinturón rojo, el que forman los grandes municipios del sur que tradicionalmente han estado en manos de partidos progresistas.

La derecha, representada por el PP y la presidenta, Esperanza Aguirre, ha tratado de sacar rédito electoral del desgaste de los socialistas por la crisis y se ha dedicado casi en exclusiva a tratar de captar el voto obrero, mayoría social en el sur. Aguirre ha visitado cada uno de los feudos socialistas de Getafe, Leganés y Alcorcón hasta en dos ocasiones durante la campaña.

La lideresa ha tratado de rascar votos en Pinto, en Fuenlabrada e incluso en Parla, la ciudad que convirtió a Tomás Gómez en el alcalde más votado de España. Es tal el interés de los conservadores en arrebatar al PSOE estos municipios que Aguirre ha llegado a prometer que si el PP gana "invitará a champán" a todos los miembros de su partido.

La apuesta de la presidenta es la misma en la capital, donde se ha paseado por el distrito de Puente de Vallecas, que es en el que su partido obtiene menos respaldo en Madrid.

Mayoría progresista

Explotar el desgaste socialista y aprovechar, además, la mayoría progresista y de izquierdas de estas localidades. Esto es lo que ha movilizado, también, al candidato de IU, Gregorio Gordo. El lunes, en un mitin en Leganés, afirmó que el cinturón rojo seguirá "siendo rojo y verde" tras las elecciones, "no porque otros hagan políticas de izquierdas", sino porque, recalcó, IU "va a crecer". Gordo ha protagonizado actos en Getafe, Parla y Fuenlabrada

Tomás Gómez trata de asegurarse el respaldo socialista allí donde su partido fue el más votado en 2007. Uno de sus actos de campaña más potentes fue el pasado sábado en Alcorcón junto a la ministra de Defensa, Carme Chacón. Gómez ha acudido al municipio en dos ocasiones durante la campaña. Su objetivo es evitar que la mano derecha de Aguirre en la Asamblea, David Pérez, arrebate la alcaldía a Enrique Cascallana.

El candidato socialista es consciente del contundente apoyo que tiene el PP en los municipios del norte y ha tratado de pisar sobre seguro. Ha visitado Getafe, Leganés y Fuenlabrada, sin olvidarse de Parla. En la capital, ha realizado actos en los distritos más obreros, que son además los más populosos de la ciudad. Ha estado en Aluche, San Blas o Carabanchel.

Noticias Relacionadas