Viernes, 20 de Mayo de 2011

Zurdo en carrera, diestro a balón parado

Silvio, lateral de 23 años del Braga, anuncia su llegada al Atlético.

LADISLAO J. MOÑINO ·20/05/2011 - 08:20h

"Jugaré en el Atlético", aseguró Silvio el miércoles nada más concluir la final de la Liga Europa, aunque el club rojiblanco aún no lo ha hecho oficial. Con el anuncio de su marcha, este lateral ambidextro pasó una página más en su escala hacia la élite, diseñada y sufrida por él mismo. Hace cuatro años se vio abocado a jugar en los campos de tierra de la Tercera por un riesgo que él mismo decidió asumir. Con 18 años, apostó fuerte por el futuro económico de su familia, a la que encabezaba tras la muerte de su padre. Cuando eso sucedió, Mourinho entrenaba al Benfica y quiso arroparle convocándole para un partido de Liga. Hace un año, el propio Mourinho dijo que "Silvio es de los jugadores más interesantes que juega en Portugal".

Silvio decidió dejar el Benfica porque no le ofrecía un contrato digno. Sus marcajes a Nani en los derbis juveniles contra el Sporting y su gusto por proyectarse en ataque le dieron cierta fama. Con ese currículum concertó una prueba con el Chelsea. Su aventura en Londres duró una semana. Su amistad con el exvalencianista Fernandes le valió otra prueba en el Portsmouth. Allí sí convenció, pero problemas con sus derechos de formación le impidieron quedarse.

Con la mayoría de las plantillas cerradas le salvó del paro Eduardo, un exentrenador suyo, se lo llevó al Atlético Cacém de Tercera. Duró una temporada allí. De ahí al Odivelas, que se enfrentó al Rio Ave en una eliminatoria de Copa. Aquel duelo fue su trampolín hacia la primera división lusa. Del Río Ave, al Braga, donde logró la internacionalidad absoluta y alimentó el debate sobre su posición: "Pese a ser diestro he jugado más de lateral izquierdo. En movimiento golpeo mejor con la izquierda y a balón parado con la derecha. Subo, pero con cabeza".