Viernes, 20 de Mayo de 2011

Nach alienta las protestas del 15-M: "Hay que seguir dando caña"

Se siente muy representado en ese pensamiento crítico que ha desembocado en el Movimiento 15-M

ANTONIO GANDIAGA ·20/05/2011 - 01:00h

El rapero alicantino lleva a Territorios Mejor que el silencio, su épico y reivindicativo nuevo álbum.

¿Qué trae Nach a Territorios?

El show con el que empezamos a funcionar tras unos meses en el estudio. Vamos a hacer una mezcla de los temas nuevos con los antiguos. La gente que no haya asimilado el nuevo material vendrá con ganas de escuchar los temas con los que se han sentido representados desde hace tiempo.

Territorios se caracteriza este año por la convivencia de estilos muy diferentes. Ante esta situación, ¿se siente más o menos cómodo que en otros festivales más especializados?

No tengo ningún problema con esto. Me gustan este tipo de festivales más heterogéneos porque hay pocos al cabo del año. Hay un público que igual no me ha visto nunca y eso me parece genial. En un festival de rap la gente está más acostumbrada a verme.

Mejor que el silencio, el título de su nuevo disco, ha resultado ser bastante premonitorio...

Menos mal (se ríe). La repercusión del disco está siendo brutal. Voy viendo el feedback en el Twitter o con gente que me encuentro pero tampoco estoy muy obsesionado por ver si a la gente le ha gustado. Ha sido una alegría como han funcionado las ventas, aunque tampoco me obsesiona. Estoy muy contento porque todo el trabajo que pretendía hacer en el disco se ha visto reflejado en la música que suena y en lo que transmite. Yo he intentado entregar toda mi energía para quedarme satisfecho al oírlo, y eso es lo que me está sucediendo.

Usted siempre ha sido un hombre inquieto ante la actualidad ¿Cómo se siente ante las movilizaciones que se están sucediendo desde el pasado fin de semana?

Bien. Yo estuve en la de Alicante con toda mi peña. Es algo necesario que el pueblo se levante de forma pacífica, diga lo que piensa y manifieste lo incómodo que está ante un sistema que no cuenta con ellos. La situación política ha llegado al absurdo, al bipartidismo barato de estar siempre uno criticando al otro y no mirar bien por los problemas del pueblo. Podría estar hablando una hora de todo esto. Creo que la gente tiene que luchar. Estamos un poco absorbidos por la tecnología. Nos quejamos pero después nos ponemos delante de la pantalla y nos callamos. Hay que aprovechar esta tecnología para unirnos y salir, que es lo que está pasando con las redes sociales. Hay que dejar de quejarse y dar un puñetazo en la mesa y decir "no nos vamos a callar por esto que estáis haciendo y por esto y por esto y por mil cosas". Yo apoyo a muerte todo esto, y pienso estar en más manifas. Este pensamiento más activo me representa totalmente.

Sinceramente, ¿te esperabas que sucediera todo esto o notabas cierta apatía en la juventud?

Sí que notaba cierta apatía, pero es que se tiende a pensar que los jóvenes están todo el día con la Play y fumando porros. Y eso tampoco es así para nada. Los jóvenes necesitan una guía, un formato, saber dónde tienen que juntarse y qué es lo que tienen que hacer. Hay mucha peña joven con ganas de hacer cosas, inquietud, imaginación e ingenio. Todo lo que está sucediendo con ¡Democracia Real Ya! y este movimiento va a ir a más porque la gente está viendo que se siente identificada. La apatía de los jóvenes es una consecuencia del sistema, que los está frustrando continuamente.   

¿Cuál crees que debe ser el siguiente paso?

Hay que seguir dando caña, gritando y sin callarse. Tienen que cambiar las leyes y la forma de hacer política. Se tienen que acabar los trapicheos, la jerarquía y la influencia. Se debe dejar de gastar en cosas de las que solamente disfruta una élite. Esto es solo el principio, no va a quedarse aquí.

Volviendo sobre tu álbum, sigues tan reivindicativo como siempre pero desde el primer tema pareces rapear con un mayor sentido de la épica. ¿Te sientes más seguro que nunca?

La verdad es que sí. Supongo que he crecido y he aprendido a relativizar muchísimo las cosas, a disfrutar y a estar más relajado con todo. Siempre he tirado de la épica pero ahora he aprendido a hacerlo mejor. El disco está mucho más trabajado a nivel musical que los anteriores. He trabajado con músicos reales y con un compositor llamado Moisés Sánchez que le ha dado mucha envergadura a la música, que gana en dinamismo y profundidad.

Sorprende de ti, con respecto a otros raperos, tu amplitud de miras en el tema de las colaboraciones. Lo digo sobre todo por la presencia de Ismael Serrano en Ellas, una de las nuevas canciones.

En mis otros discos no pasaba esto, y solo colaboraba con gente más cercana. Estos tres últimos años me han dado pie a conocer bastante gente. Admiro mucho a Ismael Serrano desde siempre y al estar los dos en la misma compañía tuve oportunidad de conocerle y de mantener un contacto con él, quedar para tomar cañas, charlar y compartir cosas. Nos admiramos mutuamente, yo le sugerí el tema de la colaboración y él enseguida aceptó.  Hay que tener amplitud de miras en la vida en general. Si me identifico con alguien, me da igual que haga flamenco o que sea un cantautor.

El disco ha sido número 1 en las listas de Spotify pero no en las de ventas de formato físico. ¿Internet beneficia o perjudica a tu carrera musical?

Nunca la perjudicaría. Si internet no existiera yo no tendría el tirón que tengo en Latinoamérica. No habría tenido una repercusión tan global. A nivel de ventas de discos, muchas discográficas se están viendo aplastadas a la hora de planear lanzamientos porque los presupuestos se les han reducido muchísimo. Pero hay que cambiar con los tiempos y las circunstancias. La música sigue y hay que adaptarse. Internet está ahí y va a seguir, y la gente va a aprovechar lo que le dé, más aún cuando vive la peña en un sistema que te ahoga para llegar a fin de mes. Si pueden tener un disco dándole al clic, no van a ir a comprarlo. Yo no puedo decirle a nadie qué hacer con su vida. Yo tengo un trabajo, lo expongo y que lo compre, lo descargue o lo escuche quien quiera.

¿Piensas que has podido perder seguidores por tu empeño en tratar temas delicados?

No lo sé ni me lo planteo. A lo mejor digo algo en una entrevista, se saca de contexto para un titular y pierdo seguidores. Y luego digo otra cosa y gano. No puedo controlar eso. Yo solo intento seguir un camino coherente y sensato, luchar al máximo por mi música, hacerla grande y de calidad y dedicarme a esto a muerte.

¿Cómo te sentiste formando parte de la familia del hip hop español, cuando se unió casi al completo en ese tema de El Chojín "Rap vs. Racismo"?

Muy bien. Acepté encantado la propuesta, y me gusta la repercusión que ha tenido después de que hiciéramos el videoclip. Nos tenemos que juntar para hacer muchísimas cosas más. Cada uno está con su movida, con poco tiempo, pero cuando nos unimos vale la pena y salen cosas muy bonitas. Somos una voz, y tenemos que actuar consecuentemente con la responsabilidad que tenemos.

En el tema de tu conflicto con el Ministerio de Sanidad por la famosa campaña de Yo pongo condón hay mucho de leyenda urbana. ¿Qué pasó realmente?

Salió el anuncio, y mucha gente empezó a llamarme preguntándome por qué había hecho yo eso, por qué había colaborado para hacer un tema tan chungo, por qué les había dado permiso y qué hacía yo ahí. Yo solo dije que no tenía nada que ver. Hicimos una rueda de prensa hablando de una posible adaptación de un tema mío y como me estaba afectando el asunto. Empezaron a buscar miga, a decir que yo les estaba acusando de plagio. Son idas de olla de los medios escritos que a veces me dan mucha rabia. Se tiende a exagerar para crear un titular llamativo. Me vi en medio de algo amarillo y yo solo pedí que me aparataran de esa movida. Si hubiera sido una canción de alguien más conocido, como Miguel Bosé, la que hubieran adaptado, sí que hubieran tenido el cuidado de pedir permiso. Como era rap, dijeron "¡Bah!, estos no se enteran de nada". Y yo no me iba a callar y quedarme con los brazos cruzados. Salí y dije lo que pensaba. Al igual que empezó, terminó.

Otra leyenda urbana dice que viniste a Sevilla a grabar tu primer disco en el autobús de los hinchas del Hércules porque salía más barato. ¿Es cierta?

Es verdad. Salía por 1.000 pesetas y además podías ver el partido del Hércules. Nos reímos mucho en el viaje. Fue la única manera que tuvimos de viajar porque no teníamos ni un chavo. Ahí estuvimos, dándolo todo (se ríe).

Supongo que vinisteis a Sevilla porque en aquel momento surgió aquí una importante generación de raperos.

Coincidí con gente como SFDK, Tote King, Juaninacka, que por aquel entonces estábamos en el mismo punto. Había un estudio allí y me llamaron. En Sevilla grabé En la brevedad de los días, y viví una de las mejores experiencias que tienen que ver con el rap de mi vida.

Por cierto, has criticado la obsesión por el fútbol en algunas de tus letras, pero en aquel momento te beneficiaste de ese partido...

A mí me gusta el fútbol. Lo que no puede ser es que de 30 minutos de un informativo de deportes, 28 sean de fútbol, medio de baloncesto y medio de lo demás. O que la gente invierta todas sus energías en este tema. Que cada uno haga lo que quiera, pero yo no me identifico con eso. Se ha convertido en algo más importante el dinero que el simple hecho de hacer deporte. Pero yo veo fútbol, y soy del Hércules y del Barça como cualquier hijo de vecino. Estoy igual de jodido porque uno haya bajado como contento porque el otro haya ganado la liga. Simplemente hay actitudes que me parecen exageradas.

Han pasado poco más de diez años desde tu primer LP y ya eres uno de los clásicos del rap español. ¿Te sientes más cansado que entonces o siguen tus esperanzas intactas?

He cumplido muchos sueños y eso es algo que no me quita nadie y de lo que me siento muy orgulloso. Esto me ha permitido tener una vida intensa, en cuanto a viajes y en cuanto a hacer un montón de cosas. Sigo bastante fresco porque me costó tanto al principio tirar para adelante que ahora valoro mucho lo que tengo. Me canso porque esto satura bastante pero qué trabajo no lo hace. Y estoy haciendo lo que me gusta, que es también lo principal. Quiero sentirme activo y atento a todo lo que vea para seguir creando con fidelidad a mí mismo. Ya veremos lo que ocurre en el futuro, pero de momento tengo una mezcla de madurez con frescura que me parece muy sana. Creo sinceramente que estoy en un buen momento.

Noticias Relacionadas