Viernes, 20 de Mayo de 2011

Toxo llama a movilizarse a los sindicatos europeos

En su primer día como presidente de la CES se entrevista con Papandreu

BELÉN CARREÑO ·20/05/2011 - 01:00h

Ignacio Fernández Toxo, ayer, durante su discurso de investidura como presidente del CES.

21 de junio. Esta es la nueva fecha marcada en rojo por los sindicatos europeos para hacer una movilización general en protesta por los planes de ajuste y las políticas adoptadas en Europa. Con este calendario y un espíritu orientado a la movilización, ayer estrenó Ignacio Fernández Toxo su cargo como presidente de la Confederación Europea de Sindicatos (CES). Toxo fue elegido el miércoles en Atenas durante el XII Congreso de la Confederación, y tuvo el respaldo de casi el 91% del medio millar de delegados europeos.

Durante la semana que ha durado el Congreso, Toxo ha promovido la idea de crear el instrumento legal que permita la convocatoria de una huelga a nivel europeo. Durante su mandato también trabajará por crear un auténtico espacio de diálogo social comunitario, con la patronal y la Comisión Europea.

En su discurso de toma de posesión, el secretario general de CCOO llamó a continuar con las movilizaciones en Europa con el fin de cambiar "la relación de fuerzas" en el mundo del trabajo en Europa. Toxo pidió un "nuevo pacto social de progreso" para los países europeos y arremetió contra los planes de ajuste llamados a contener el déficit pero que a la postre, sólo lastran el crecimiento.

En su discurso, se acordó especialmente de los "23millones de parados" que hay en toda Europa, especialmente los jóvenes, así como de los inmigrantes. "Túnez está dando un ejemplo a Europa acogiendo a miles de libios", recordó.

Nada más finalizar el acto, tanto Toxo como la nueva directiva del CES fueron recibidos por el primer ministro de Grecia, Yorgos Papandreu. Ninguna autoridad griega se había acercado al congreso durante las cuatro jornadas que este ha tenido en Atenas. De hecho, sólo dos comisarios europeos (Viviane Reding, vicepresidenta de la Comisión, y László Andor, de Empleo) se dejaron caer por el que pasa por ser el principal encuentro del movimiento sindical europeo.

Malestar en Grecia

El Congreso se ha realizado durante la revisión del programa de rescate de Grecia por parte de la troica compuesta por el FMI, la UE y el BCE, que ha dado como resultado que el país debe complementar su programa de privatizaciones para poder recibir el último tramo del rescate, según Reuters.

La nueva cúpula del CES trasladó a Papandreu su disconformidad con los ajustes y le pidió que negociara una rebaja de los tipos de interés o la creación de eurobonos. El líder griego les aseguró que ya había solicitado medidas como estas en los foros internacionales, aunque por ahora caen en saco roto.