Viernes, 20 de Mayo de 2011

El próximo gran seísmo nipón será junto a Tokio

Tres estudios analizan las consecuencias del terremoto de marzo

J. S. ·20/05/2011 - 01:00h

La tensión sísmica se acumula cada vez más al sur, frente a las costas de Japón. La secuencia de lo ocurrido tras el terremoto del 11 de marzo, con sus cientos de réplicas de importante magnitud y tras el repaso de los innumerables seísmos ocurridos en el pasado muestra que el deslizamiento de la placa Pacífica bajo Japón está acumulando importantes presiones a cientos de kilómetros al sur del último seísmo. En concreto, mar adentro frente a la capital nipona, Tokio, donde viven cerca de 35 millones de personas en torno a su área metropolitana.

Terremoto a terremoto, a lo largo de los siglos, han sido muchos los eventos que se han podido registrar al norte, mientras la placa Oceánica se hundía bajo la que sostiene al país asiático. La secuencia indica que el estrés tendrá que liberarse ahora, concretamente a la altura de una de las mayores réplicas que se han sufrido en este evento. Justo donde un grupo de expertos del Instituto Tecnológico de Pasadena (California, EEUU) señala que se desatará un gran temblor tan grave como el último, según publica hoy la revista Science.

En el caso de un terremoto de la importancia del que ocurrió hace dos meses en Japón, de magnitud 9 y con más de 1.400 réplicas de gravedad, la información que deja para los científicos es ingente. Esa información empieza a valorarse ahora. En este caso se trata de tres estudios en los que se realiza un análisis preliminar de los eventos del terremoto denominado Tohoku-Oki.

Según describen los expertos, el seísmo despertó durante tres segundos en los que actuó casi en silencio, paradesatar toda su furia en los 40 segundos posteriores, desplazando más de 30 metros la placa oceánica al hundirla bajo Japón. En los diez segundos que vinieron después, el movimiento inverso de la placa hacia arriba fue lo que sacudió las aguas, provocando el tsunami, que mató a unas 20.000 personas.