Viernes, 20 de Mayo de 2011

La corrupción no paga traidores

David Valadez (PSOE). El regidor de Estepona denunció a su antecesor, también socialista

ÁNGEL MUNÁRRIZ ·20/05/2011 - 08:00h

David Valadez.

El 18 de junio de 2008, el alcalde de Estepona (Málaga, 66.150 habitantes), el socialista Antonio Barrientos, fue detenido. También su jefe de gabinete, varios concejales y un puñado de técnicos y empresarios. Toda una tramoya de cohecho, malversación, blanqueo y tráfico de influencias había quedado al descubierto de repente. ¿O no tan de repente?

David Valadez (Estepona, 1977), concejal de Bienestar Social, llevaba meses alertando, desde el propio Gobierno local, de que algo olía a podrido en Dinamarca. Se lo dijo al partido. Lo dijo en público. Finalmente sus denuncias llegaron a la jueza Isabel Conejo y a la Policía, y se abrió el caso Astapa.

Los ocho concejales imputados, cinco de ellos excompañeros suyos, lo tienen contra las cuerdas

Con Barrientos aún en prisión, Valadez fue elegido alcalde el 17 de julio de 2008, en una decisión fruto de un pírrico equilibrio de intereses. Para los concejales implicados en la trama, Valadez ha sido desde entonces el hombre que quebró la omertá. "Nunca me han perdonado. Para ellos soy un traidor", explica.

El caso Astapa arroja un doble saldo. En lo judicial suma 68 imputados. En lo político ha dejado el pleno hecho un cromo. Valadez lidera un Gobierno de nueve concejales: del PSOE son cinco; hay un edil de IU y una de Estepona 2007; otras dos no están adscritas a ningún grupo: una proveniente del PES (gilistas) y otra del PP, lo que le ha valido a Valadez una denuncia ante la Comisión Antitransfuguismo.

Pero la fiesta está en los 16 asientos de la oposición. Hay cuatro del PP; dos del PES, que ocupan su escaño pese a estar imputados y haber pasado por prisión; y el resto son no adscritos. Entre estos hay cinco ex del PSOE, antiguos compañeros de Valadez, todos imputados. También hay un imputado del PA. En resumen, ocho imputados que no sienten excesivo cariño por Valadez. Para terminar la semblanza, un concejal del PP, Ricardo Galeote, dimitió en 2009 acusado de cobrado 42.469 euros de la trama Gürtel.

Bajada de sueldo

A menudo la oposición vota en bloque. Estepona es casi ingobernable. El alcalde denuncia una coalición oculta entre los imputados y el PP. "Han taponado incluso operaciones de crédito claves para nuestras cuentas. Se unen para hacerme la vida imposible. Llegaron a bajarme el sueldo un 40%, después de que yo ya me lo hubiera bajado. Soy un alcalde casi sin poder", afirma. "Han presentado contra mí diez querellas por asuntos administrativos, de las que seis ya se han archivado. Quieren erosionar mi imagen de persona que se rebeló contra la corrupción", añade.

Así que Valadez, tras hacer limpieza en la lista del PSOE (de 34 repiten sólo cuatro), ha adoptado ahora un lema de campaña para reivindicar su gestión: "Vota Valadez. Nunca se hizo tanto con tan poco".