Jueves, 19 de Mayo de 2011

Mayoría de los neonatos con ACV isquémico no tendrá convulsiones

Reuters ·19/05/2011 - 18:50h

Por Bob Saunders

Los neonatos con accidente cerebrovascular (ACV) isquémico tienen más riesgo de sufrir por lo menos una convulsión en los meses posteriores, pero no lo suficientemente alto como para necesitar una tratamiento anticonvulsivante profiláctico prolongado, según un estudio.

La investigación se publicará en la edición de junio de la revista Pediatrics.

"Dado que, en el estudio, la mayoría de los niños no tuvo convulsiones después del alta hospitalaria y que no se registraron esos ataques durante meses o años en la mayoría, sugeriría suspender precozmente el uso de anticonvulsivantes", dijo la doctora Sabrina Smith.

El equipo de Smith, del Hospital de Niños de Filadelfia, en Pensilvania, sostiene que mientras las convulsiones son bastante frecuentes después de un ACV isquémico perinatal, se desconoce la incidencia y la oportunidad de esos ataques.

Los autores identificaron 46 bebés con ACV isquémico agudo confirmado por resonancia magnética (IRM). Durante 31 meses, 11 bebés (el 23,9 por ciento) tuvieron por lo menos una convulsión a los 8 meses de edad, cinco tuvieron un solo ataque y seis desarrollaron epilepsia.

"El tamaño del ACV en la IRM estuvo significativamente asociado con la aparición de las convulsiones", informa el equipo.

Ningún paciente tuvo un primer ataque después de los 27,6 meses de edad. La probabilidad acumulada de continuar sin convulsiones a los 3 años fue del 73 por ciento.

De los 46 bebés estudiados, 41 recibieron un anticonvulsivante durante el período neonatal por dos meses. No hubo diferencias significativas en la duración del tratamiento entre los bebés que habían tenido convulsiones y los que no las habían padecido.

"El estudio demuestra que los neonatos con un ACV isquémico tienen una baja tasa de convulsiones después del alta hospitalaria", concluyen los autores.

"Dada la gran cantidad de niños sin convulsiones en los primeros meses y años después del ACV isquémico perinatal, sería razonable optar por la suspensión precoz de anticonvulsivantes al momento del alta hospitalaria, en lugar de la profilaxis prolongada", agregó el equipo.

"De todos modos, dado que el tamaño del ACV fue un factor de riesgo para sufrir convulsiones más adelante, hablaría con las familias sobre ese aumento del riesgo", dijo Smith.

FUENTE: Pediatrics, junio del 2011