Jueves, 19 de Mayo de 2011

Atención en centros de cuidados paliativos no adelanta la muerte

Reuters ·19/05/2011 - 18:43h

Por Frederik Joelving

Los pacientes en estado terminal que optan por recibir cuidados paliativos en centros especializados no mueren antes debido a esa elección, afirma un equipo de investigadores coreanos.

Esto se suma a un debate en Estados Unidos sobre la atención de esas instituciones, que para algunos podría acelerar el deterioro de los pacientes muy enfermos.

En Estados Unidos, la mayoría de los pacientes reciben esos cuidados en el hogar. El objetivo es que se sientan cómodos mientras se acerca el final de la vida, con técnicas que no pueden brindar otras especialidades.

Aun así, existen pocos estudios sobre los efectos de los distintos tipos de atención en la supervivencia, según publica Journal of Clinical Oncology.

El equipo estudió a 481 pacientes con cáncer después de que sus médicos consideraran que la enfermedad era terminal. Los que recibieron cuidados paliativos (algo más de un tercio) sobrevivieron alrededor de 64 días y, el resto, 67 días.

Esto no prueba que a todos los pacientes les vaya igual sin importar el tipo de atención recibida. Es posible que existan diferencias importantes entre los pacientes que pasan sus últimos días con esos cuidados del final de la vida y el resto.

Aun así, tras descartar los factores asociados con la supervivencia, el equipo halló que no influía demasiado si los pacientes recibían cuidados paliativos o si sabían que la enfermedad era terminal.

Por otro lado, los pacientes internados en unidades de cuidados intensivos y con mal estado general, tendieron a morir antes.

Estudios previos habían indicado que el tipo de alivio de los síntomas que brindan los centros especializados en cuidados paliativos prolongaría la vida de los pacientes, recordó el doctor Young Ho Yun, que participó del estudio.

"Adelantar el uso de los cuidados paliativos puede ayudar a los pacientes terminales a mejorar la calidad de vida", dijo Yun, del Centro Nacional del Cáncer de Goyang, en Corea del Sur.

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, 16 de mayo del 2011