Jueves, 19 de Mayo de 2011

OMS reduce presupuesto y empleos en nueva "era de austeridad"

Reuters ·19/05/2011 - 18:38h

Por Stephanie Nebehay y Barbara Lewis

La Organización Mundial de la Salud (OMS) redujo el jueves su presupuesto en casi 1.000 millones de dólares y recortó 300 puestos de trabajo, debido a una disminución en la financiación por parte de los países donantes, dijeron funcionarios de la agencia de la ONU.

La decisión, tomada por los ministros de Salud durante el encuentro anual de la OMS, responde a un pedido de los estados miembros para que la agencia cuente con un presupuesto más "realista", después de un déficit de 300 millones de dólares el año pasado.

Pero sus asociaciones con el sector privado y las fundaciones, que brindan una creciente porción de contribuciones voluntarias, llevaron a los activistas a temer que la independencia de la OMS pueda estar comprometida.

Los estados miembros fijaron el jueves el presupuesto de la agencia de salud para los próximos dos años en 3.960 millones de dólares, casi un 20 por ciento menos que los 4.800 millones de dólares buscados inicialmente por los directivos, señalaron funcionarios. Se espera que la cifra sea adoptada formalmente en los próximos días.

"Vamos a gastar menos dinero en administración y gerenciamiento, por lo que hay un recorte claro en ello", dijo en conferencia de prensa Elil Renganathan, director de planeamiento.

Los viajes, las publicaciones y el personal serán reducidos en las instalaciones de la OMS en Ginebra, que actualmente emplea a 2.400 personas. "El sentimiento general fue que necesitamos avanzar en un presupuesto más realista", añadió Renganathan.

La OMS condujo la lucha contra la pandemia de influenza porcina en 2009-2010. Su trabajo central es coordinar los programas globales para combatir enfermedades que van desde la malaria y la poliomielitis hasta la diabetes.

La directora general de la agencia, Margaret Chan, dijo el lunes en un discurso ante los representantes de los 193 estados miembros que la agencia se estaba embarcando en las mayores reformas administrativas y financieras, especialmente en lo que hace a la contabilidad financiera, en sus 63 años de historia.

Un informe difundido esta semana y realizado por expertos independientes sobre el manejo de la pandemia por parte de la OMS exoneró a la agencia, dijo Chan, rechazando los argumentos de que había ayudado a la industria farmacéutica a generar ganancias al exagerar la gravedad que implicaba la pandemia.

ERA DE AUSTERIDAD

"Hemos sido aconsejados por expertos externos para aceptar la crisis financiera no como una interrupción temporal a ser manejada con medidas temporales, sino como el inicio de una nueva y duradera era de austeridad económica", dijo Chan.

Los estados miembros liderados por Estados Unidos brindan un cuarto del presupuesto de la OMS a través de contribuciones pautadas.

El resto proviene de donaciones voluntarias de los miembros, así como también del sector privado y de entidades como la Fundación Bill & Melinda Gates, la Fundación Rockefeller y el Rotary Club.

La secretaria de Salud de Estados Unidos, Kathleen Sebelius, dijo a periodistas el martes: "La ausencia de influencia por parte de los grupos industriales o de presión política es realmente crucial para asegurarnos de que la organización es considerada no sólo un líder mundial efectivo, sino también una organización transparente".

Unos 100 grupos enviaron una carta a Chan el miércoles instándola a responder a las preocupaciones generalizadas sobre los conflictos de interés respecto de la gobernanza global del agua, la salud y las políticas de nutrición.

Por su parte, Médicos del Mundo realizó una protesta en las afueras de las instalaciones donde se llevaron a cabo las negociaciones del jueves para demandar el acceso de todos a la salud, bajo la consigna "La salud no es un lujo".

El grupo indica que la crisis económica dejó a los presupuestos sanitarios en riesgo y con una inequidad en aumento, por lo que las personas pobres de los países desarrollados tienen problemas para pagar la cobertura médica.

Se estima que 1.300 millones de personas, es decir un quinto de la población mundial, carece de acceso a atención médica básica.