Jueves, 19 de Mayo de 2011

China necesita distribuir más fármacos para reducir muertes sida

Reuters ·19/05/2011 - 17:21h

China necesita identificar y brindar fármacos efectivos contra el sida a una mayor cantidad de pacientes infectados con VIH por contacto sexual o uso de jeringas contaminadas si quiere reducir las tasas de muerte y evitar la expansión del virus, dijeron expertos el jueves.

En un artículo publicado en la revista médica The Lancet, los investigadores hallaron que las tasas de mortalidad eran mucho mayores en esos casos de infección, ya que China durante mucho tiempo apuntó fundamentalmente a personas infectadas por un nefasto sistema de venta de sangre en la década de 1990.

"Se debe prestar mayor atención a esas poblaciones para diagnosticar la infección con VIH antes y aumentar la cobertura terapéutica", escribieron los autores, dirigidos por Fujie Zhang, del Centro Nacional de Control y Prevención del VIH/sida en Pekín.

Zhang indicó que las tasas de muerte entre los pacientes con VIH tratados con medicamentos contra el sida, o terapia antirretroviral, disminuyeron drásticamente entre el 2003 y el 2009. Pero los pacientes infectados por contacto sexual o uso de jeringas contaminadas siguen en desventaja.

"La cobertura terapéutica para los pacientes donantes de sangre que contrajeron VIH alcanza al 80 por ciento y su mortalidad es del 6,7 por ciento. Pero en los consumidores de drogas inyectables, el tratamiento sólo llega al 43 por ciento y la mortalidad se ubica en el 16 por ciento", dijo el autor.

El estudio mostró que los pacientes que reciben terapia antirretroviral altamente activa -o cócteles más fuertes de tres fármacos- registraron las reducciones más drásticas en las tasas de muerte.

"La muerte por VIH está fuertemente relacionada con la terapia antirretroviral. Antes de ella, la tasa de mortalidad era del 40 por ciento. Después, bajó al 14,2 por ciento. Aquellos pacientes en terapia antirretroviral altamente activa tuvieron una mortalidad del 5,7 por ciento", dijo Zhang.

China estima que 740.000 personas están infectadas con VIH, el virus que provoca el sida, aunque la cantidad de personas efectivamente diagnosticadas se ubica en apenas 323.252, a fines del 2009.

De ellos, 82.540 fueron tratados gratuitamente bajo un programa estatal iniciado en el 2003 que apuntó fundamentalmente a personas de zonas rurales pobres que se infectaron por la venta de sangre en los 90.

Los expertos recomiendan que la terapia antirretroviral altamente activa (HAART por su sigla en inglés) se administre tempranamente no sólo para mejorar la supervivencia, sino para controlar la multiplicación del virus en los pacientes y reducir la transmisión del virus.

"La HAART reduce la mortalidad e incrementa la calidad de vida y, si se implementa a gran escalda, disminuye la transmisión en la población", dijo Zhang.

"Tratar a una persona perfectamente es insignificante, pero tratar a muchas reducirá la transmisión. Por eso, debemos aumentar la cobertura y el tratamiento temprano", agregó.