Jueves, 19 de Mayo de 2011

España paga menos por una emisión de deuda por segunda vez esta semana

EFE ·19/05/2011 - 07:23h

EFE - Una mujer camina junto a una valla publicitaria con monedas y billetes de euro. EFE/Archivo

El Tesoro español logró hoy, por segunda vez consecutiva esta semana, pagar menos por una emisión de deuda, con los inversores más atentos, según los expertos, a la reestructuración de la deuda de Grecia y al posible efecto de las elecciones del domingo en la continuidad de la política económica.

El Tesoro adjudicó hoy 3.219 millones de euros en obligaciones -2.495 a diez años y 724 a treinta años- y lo hizo, en el primer caso, con menor interés marginal que en anteriores pujas (5,409 % frente al 5,48 % precedente.

El martes, España logró colocar 5.474 millones de euros en letras a doce y dieciocho meses pagando menos y con una demanda por parte de las entidades -más de 15.600 millones- que casi triplicó el importe adjudicado.

Aunque las solicitudes fueron hoy menos abultadas que en las subastas precedentes -rozaron los 6.000 millones de euros-, los analistas consultados por EFE explican que el ratio de cobertura -proporción entre demanda e importe adjudicado- es satisfactorio.

El analista de Citi José Luis Martínez explica que estábamos acostumbrándonos a subastas espectaculares, de fuerte demanda y tipos ajustados, y señala que la de hoy ha sido "una subasta normal", con un ratio de demanda sobre colocación coherente con lo que vemos en otros países del área, o incluso mejor.

En su opinión, quizás está pesando la proximidad de las elecciones locales y autonómicas del domingo.

Por lo que respecta al repunte en la rentabilidad de las obligaciones a 30 años -ha sido del 6,011 % frente al 5,89 % de abril, José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, aclara que este mes han metido el bono a 30 años mientras que en abril sólo sacaron el de 10, lo que hace algo más complicada la comparación.

Se trata, añade, de una buena estrategia que utiliza el Tesoro cuando la subasta coincide con momentos de tensión en los mercados, ya que le da más margen para mantener el objetivo de emisión y jugar así con los dos bonos en función de cómo vaya la demanda y los precios.

Poco después de la emisión, la prima de riesgo de España, que se mide con el diferencial entre el bono nacional a diez años y el alemán del mismo plazo, pasaba de los 224 puntos básicos de la apertura a 230, aunque posteriormente se estabilizaba en 225.

Ambos analistas coinciden en señalar las dificultades para reestructurar la deuda griega y la desconfianza que aún impera sobre los países periféricos de la zona del euro -Portugal, Grecia e Irlanda- como la causa del nerviosismo.

José Luis Martínez indica que las primas de riesgo han repuntado en toda la zona, en tanto que José Carlos Díez recuerda que los ministros de Finanzas de la zona del euro hablan de "reorganización suave" de la deuda griega y los inversores quieren saber qué significa eso y a cuánto descuento de precio equivale.

Martínez apunta además a la polémica abierta desde el Banco Central Europeo (BCE) sobre la no aceptación de la deuda griega como aval en caso de reestructuración, algo que ha generado nuevas tensiones en el mercado.

El Tesoro español aún debe afrontar el próximo martes la última emisión de este mes, de letras a tres y seis meses.