Miércoles, 16 de Enero de 2008

El Gobierno francés quiere que se vote la supresión de la publicidad antes del verano

EFE ·16/01/2008 - 15:53h

EFE - Vista de uno de los corredores del recinto donde se celebra el MIPTV Media Market, el mercado audiovisual y digital más grande del mundo.

La ministra francesa de Cultura, Christine Albanel, dijo hoy que el Gobierno "hará todo lo posible" para que la ley que suprime la publicidad en el audiovisual público sea votada "antes del verano".

En declaraciones a la emisora France Inter, la ministra precisó que este proyecto concierne tanto a la radio pública como a la televisión, evocada en solitario el pasado día 9 por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, cuando anunció en rueda de prensa su deseo de que "las funciones de la televisión pública sean revisadas en profundidad".

El jefe de Estado completó su deseo con el de que "se reflexionase sobre la supresión total de la publicidad" en las cadenas públicas.

Así, quedó abierta la discusión en ese mismo momento, pues de inmediato la Unión Sindical de la Producción Audiovisual (USPA) reclamó "un verdadero debate nacional" y los sindicatos comenzaron a agitarse.

La idea del presidente "es que el conjunto del audiovisual público, y la radio evidentemente, no estén sometidos a la dictadura de las medidas de audiencia, aunque el imperativo de la audiencia continúe", aclaró hoy Albanel.

Al igual que el Patrick de Carolis -presidente del grupo público de televisiones-, el presidente de Radio France, Jean-Paul Cluzel, había solicitado recientemente al Gobierno autorizaciones suplementarias para apoyarse mejor en la publicidad, pero Cluzel, como Carolis, celebró pronto la idea de su supresión total.

El presidente de France Télévision mostró su conformidad, asimismo, con la "clarificación" aportada por Sarkozy en su plan para encontrar, por otros medios y tasas, los 800.000 millones de euros (1,18 billones de dólares al cambio de hoy) que la publicidad aporta a su grupo -casi el 40% para su primera cadena, France 2-, sin contar el espacio de la programación que deja vacío esta supresión, evaluado en más de 300.000 euros (440.000 dólares).

Cluzel, por su parte, destacó enseguida la "menor dependencia de la publicidad" que estas medidas suponen, y recordó que sólo el 8% del presupuesto de Radio France -que reúne a las emisoras France Info, France Inter, France Musique, France Culture, France Bleu, FIP y Le Mouv- es financiado por la publicidad.

A este respecto, la ministra prometió que "tendrá que haber una compensación integral y dinámica" de los ingresos perdidos, y apostilló que éste era el "compromiso" del Gobierno y del presidente francés con el audiovisual público.

Preguntada tras la rueda de prensa presidencial sobre una posible e inevitable reducción del "perímetro" de France Télévision, es decir sobre la eventual privatización de alguna de sus cadenas, la ministra aseguró que "por el momento" el tema "no está a la orden del día".

Medios, directivos, profesionales y sindicatos del sector se preguntan, no obstante, cómo los canales y emisoras del grupo público lograrán cumplir "el imperativo de audiencia", tras ser oficialmente liberados "de la dictadura de las medidas de audiencia" cuando se suprima la publicidad.