Jueves, 19 de Mayo de 2011

El niño que mató a su padre neonazi declara que sufría malos tratos

"Le disparé porque nos pegaba y era infiel a mamá", ha declarado a la Policía.

PABLO OLIVEIRA Y SILVA ·19/05/2011 - 12:38h

Jeff Hall sostiene una bandera neo-Nazi cerca de su casa en Riverside, California. AP

El niño de 10 años que mató de un disparo a su padre, Jeffrey R. Hall, líder del Movimiento Nacional Socialista de Los Angeles, el pasado 1 de mayo en California ha declarado ante la Policía que él y su madrastra sufrían continuos malostratos.

El menor ha relatado en su declaración los detalles de los hechos que se produjeron la noche en que disparó a su padre. "Estaba cansado de que nos pegara", ha dicho. Los hechos ocurrieron en la madrugada del domingo 1 de mayo, en una casa en los suburbios de Los Angeles en California. "Cogí la pistola que hay en el armario y le disparé mientras dormía", relató.

El niño ha dicho a la Policía que se había enterado de que su padre era infiel a su madre y pensó que él tendría que elegir con qué persona iba a tener que vivir, según figura en la declaración judicial, obtenida por Los Angeles Times.

Los investigadores describieron la casa de los Hall como sucia y llena de botellas vacías de cerveza por todas partes y con grandes banderas nazis en las paredes. Además, tres de los cinco hijos menores de la pareja conocía con exactitud dónde guardaban las armas de fuego en casa, "sin ningún sistema de seguridad", según asegura la policía. Por ello, la madrastra del muchacho ha sido acusada de poner en peligro a los niños y de almacenamiento ilegal de armas de fuego.

El menor continúa bajo custodia judicial y se someterá a diferentes evaluaciones siquiátricas en los próximos días.

Noticias Relacionadas