Jueves, 19 de Mayo de 2011

El programa de cría de lince ibérico consigue 26 nuevos cachorros

La mayoría han nacido en 'El Acebuche', en Doñana

M. Á. C. ·19/05/2011 - 09:55h

MARM - El programa de conservación del lince ibérico ha aportado 76 nuevos cachorros.

El programa de cría en cautividad del lince ibérico supera las expectativas para este año con el nacimiento de 26 nuevos cachorros, la mayoría de ellos nacidos en Doñana y en las instalaciones de 'La Olivilla' en Jaén.

Esta iniciativa de conservación puesta en marcha por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) y la Junta de Andalucía han presentado los últimos datos del programa. Uno de ellos ha sido el aumento del número de hembras que han copulado. Se contaba con 29 hembras con posibilidades de emparejarse, de las que lo han hecho 26, lo que supone el 92,8 por ciento y constituye un importante incremento respecto a los años previos, ya que entre 2005 y 2010 el porcentaje medio de hembras emparejadas en el Programa Ex-situ que llegaron a copular fue del 66,6 por ciento.

Este año, 17 de esas 26 hembras han quedado preñadas, lo que supone casi el 66 por ciento de las mismas, un porcentaje similar al obtenido desde el comienzo del Programa. Finalmente, el número medio de cachorros que han salido adelante por cada hembra ha sido de 1,5, siguiendo la línea mantenida hasta ahora dentro de esta iniciativa.

Como novedad a lo largo de este año, es de destacar la primera experiencia de inserción de un cachorro abandonado a otra camada de una hembra que 48 horas antes había dado a luz a dos cachorros. La iniciativa se ha resuelto con éxito y el cachorro ha recibido desde el principio las mismas atenciones que el resto de la camada.

Por primera vez se liberó a dos ejemplares de 'La Olivilla'. También ha tenido lugar la primera liberación en el medio natural de dos ejemplares procedentes del centro 'La Olivilla', mediante la técnica de suelta blanda en la zona de Guarrizas (Jaén). Se culmina así el objetivo principal del Programa de Cría en Cautividad: proporcionar ejemplares de lince ibérico adecuados para reforzar poblaciones o para reintroducciones.

En el marco de este Programa también se ha constatado que dos hembras han experimentado un segundo celo a lo largo de la misma temporada. Hasta el momento, el Programa de Conservación Ex-situ del Lince Ibérico ha aportado 76 nuevos cachorros. Esta iniciativa dio comienzo oficialmente en diciembre de 2003 tras la firma de un convenio bilateral entre el entonces Ministerio de Medio Ambiente y la Junta de Andalucía. Sus objetivos principales son asegurar a corto plazo la conservación del material genético de la especie y crear, a medio y largo plazo, nuevas poblaciones de lince ibérico a través de programas de reintroducción.