Jueves, 19 de Mayo de 2011

Dominique Strauss-Kahn dimite como director del FMI

La dimisión se produce tras el escándalo sexual en el que se ha visto envuelto. Al frente del organismo queda John Lipsky, actual número dos

PÚBLICO.ES ·19/05/2011 - 06:20h

Strauss-Kahn, en la vista de esta semana. REUTERS

Dominique Strauss-Kahn presentó este jueves su dimisión como director del Fondo Monetario Internacional (FMI), tras el escándalo sexual en el que se vio envuelto el pasado sábado y por el que está acusado de la presunta violación de una camarera en un hotel de lujo de Nueva York.

En un comunicado difundido la pasada noche, el FMI anunció que Strauss-Kahn presentó su dimisión ante el directorio de la institución financiera con sede en Washington. "A todos, quiero decirles que niego con la mayor firmeza posible todas las alegaciones que se han hecho en mi contra", reza la carta enviada por el ex jefe del Fondo.

Strauss Kahn explica que el motivo de su dimisión es el de "proteger a esta institución a la que he servido con honor y devoción, y especialmente quiero dedicar toda mi fuerza, todo mi tiempo y toda mi energía a probar mi inocencia".

El ex director del FMI está acusado de un presunto delito de intento de violación, agresión sexual y detención ilegal, hechos por los que en EEUU conllevarían penas de entre 15 y 20 años de cárcel. Desde que se conocieran los cargos, Strauss-Kahn ha estado detenido en el ala de máxima seguridad de la cárcel Rikers Island.

Se espera que este jueves la defensa del francés solicite la libertad bajo fianza y el arresto domiciliario hasta la celebración del juicio.

Presiones y sucesión

En los últimos días han sido muchas las presiones sobre Strauss-Kahn para que presentara su dimisión. La más firme se produjo ayer por parte del secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, que dijo que "no está en posición de dirigir el FMI".

Los países emergentes reclaman su protagonismo a la hora de elegir al sucesor de Strauss-Kahn 

Por el momento, al frente de la institución queda el número dos John Lipsky, quien tiene pensado retirarse en verano y será el encargado de sentar las bases para su sucesión.

El director gerente del FMI ha sido tradicionalmente un europeo, en virtud de un pacto de caballeros forjado al final de la II Guerra Mundial que asegura la presidencia del Banco Mundial (BM) a un estadounidense.

Pero tras conocerse el caso de Strauss-Kahn, los países emergentes empiezan a reclamar la presidencia para uno de sus candidatos. Los que más presión están haciendo son China, India, Brasil y Suráfrica.

Noticias Relacionadas