Jueves, 19 de Mayo de 2011

Unos 500 jóvenes se disponen a dormir en la calle en una Murcia lluviosa

EFE ·19/05/2011 - 02:35h

EFE - Cientos de integrantes del Movimiento 15 de Mayo siguen concentrados esta noche bajo la lluvia en la Puerta del Sol.

Alrededor de medio millar de personas, jóvenes en su mayoría, se disponen a dormir en la calle en una lluviosa Murcia, constituidos en una asamblea permanente convocada a través de las redes sociales de internet al calor de la manifestación promovida por el colectivo Democracia Real Ya el pasado domingo.

Algunos de sus portavoces han discutido con los agentes de la Policía Local desplegados en el entorno de la Glorieta de España, donde se ubica la sede del ayuntamiento de Murcia, la ambigua orden de la Delegación del Gobierno central en esa región.

El oficial al mando de la Policía Local de Murcia desplegada por al ayuntamiento ha tratado de que entraran en razón quienes ya montaban toldos para proteger de la lluvia a quienes se disponían a dormir en esa plaza pública, ante las protestas de quienes, apoyados por un abogado, intentaban hacerle entender que la Delegación del Gobierno en Murcia no había prohibido esta concentración ciudadana.

La plataforma ciudadana Democracia Real Ya no convocaba esta concentración, convocada en decenas de ciudades españolas y europeas, pero la apoyaba, de hecho, en la de Murcia estaban casi todos los promotores de las manifestaciones del pasado domingo 15 de mayo.

Un sinfín de personas ha tomado la palabra en un megáfono público que se ha convertido en una interminable asamblea en la que la mayoría de los asistentes ha decidido permanecer en la plaza ante la atenta mirada de unos 20 agentes de la Policía Local.

La Delegación del Gobierno en Murcia señala literalmente en su escrito de respuesta a quienes pedían la autorización de la concentración, apelando al constitucional derecho de reunión, que "no se pronuncia sobre la comunicación presentada por no ajustarse a las normas legales que establecen" que "la autorización previa se efectuará, como mínimo, con una antelación de 10 días naturales, en base a la ley orgánica de 1983 reguladora del derecho de reunión".

Los organizadores, concluye la Delegación del Gobierno, "asumirán las responsabilidad de adoptar las medidas adecuadas para el buen orden de esa concentración, no impidiendo en ningún caso la libre circulación en ese lugar de personas y vehículos".