Jueves, 19 de Mayo de 2011

Humanos que viven con un ADN sobrenatural

El canal SyFy estrena esta noche 'Being Human', una serie de criaturas fantásticas

RAMIRO VAREA ·19/05/2011 - 08:00h

Los tres protagonistas de 'Being Human'. gabriel pecot

¿Cómo conviven tres criaturas tan extrañas como un vampiro, un fantasma y un hombre lobo? ¿Cómo se enfrentan a sus poderes sobrenaturales y afrontan sus sentimientos? El canal de pago SyFy Universal estrena esta noche (21.30 horas) la serie Being Human (Casi humanos), un remake inspirado en la producción de la BBC que emitirá próximamente Cuatro.

La historia narra las aventuras de Aidan (Sam Witwer), Josh (Sam Huntington) y Sally (Meaghan Rath), tres veinteañeros atractivos y, en apariencia, normale, que comparten piso en Boston. Pero su vida dista mucho de ser como la de sus vecinos: Aidan es un vampiro; Josh, un licántropo, y Sally, una fantasma. Lejos de disfrutar de sus poderes sobrenaturales, los tres jóvenes sufren un conflicto de identidad que les impide ser felices y les condiciona su existencia.

El título es un remake' de una producción de la BBC que emitirá Cuatro

"Cada uno de los personajes vive su propia tragedia. De hecho, sus vidas ya eran trágicas antes de convertirse en lo que son. Según se desarrolla la serie, las tramas van a ser más oscuras", explica a Público Witwer (Smallville y Battlestar Galactica).

Los tres actores destacan "la humanidad" que empapa a cada uno de los personajes y del "conflicto interno" que les generan unos poderes que tratan de mantener ocultos a la sociedad que les rodea. "Cuando coinciden los tres en el piso, ven que son muy diferentes, pero en realidad se enfrentan a los mismos problemas. Según se van conociendo, cada uno se da cuenta de que tienen muchas cosas en común", señala Huntington (Ley y Orden y CSI). En este punto de la conversación, Meaghan Rath hace un inciso interesante: "Ahora mismo hay un boom del género fantástico pero nuestros personajes van en contra de todo eso, porque para ellos es terrible tener esos poderes".

Tal vez este es uno de los motivos que explica que el público se identifique con estas tres criaturas extrañas. "Todo el mundo tiene un monstruo dentro contra el que debe luchar. Aidan, Josh y Sally saben quiénes quieren ser, pero tienen que combatir contra lo que en realidad son para conseguirlo", apunta Witwer.

"Todo el mundo tiene un monstruo dentro contra el que debe luchar"

'Remake' con sentido

Una de las principales preo-cupaciones del equipo era alejarse del título original de la BBC, nominado en 2010 a un premio BAFTA a la Mejor Serie Dramática. "Desde un principio quisimos mantenernos al margen. Una vez que terminamos de rodar, vi la primera y la segunda temporadas de la BBC, y me han parecido series muy diferentes", opina Witwer.

¿Se puede hablar, entonces, de una crisis de ideas ante tal avalancha de remakes? "Todo depende de la historia. Si el argumento merece la pena, si la historia se puede contar desde una perspectiva diferente, el remake tiene sentido. En el caso de Being Human, entendí que había una justificación: el aspecto cultural es muy diferente en las dos series", concluye Huntington.