Jueves, 19 de Mayo de 2011

No hay prohibición que pare a los indignados

Lleno total en la Puerta del Sol pese a que la Junta Electoral no autorizó la concentración

PEDRO ÁGUEDA ÁNGELES VÁZQUEZ ·19/05/2011 - 01:00h

Están indignados, se han conjurado para seguir adelante y no renunciarán a sus métodos pacíficos. Esta combinación de factores puso ayer a prueba a los poderes públicos, que tuvieron que afinar su respuesta para cumplir con la resolución de la Junta Electoral, que prohibió la concentración en la Puerta del Sol, sin poner en peligro la integridad de los manifestantes y el escaso crédito que estos les conceden.

Las llamadas se cruzaban ayer por la tarde entre la Delegación del Gobierno y la Jefatura Superior de Policía, responsable último del dispositivo de seguridad. La decisión de la Junta Electoral Provincial de Madrid, dada a conocer al filo de las cinco de la tarde, ponía en un brete al Gobierno, obligado a hacer cumplir la resolución y al tiempo, único responsable de las consecuencias de su aplicación. "No nos vamos", decían mientras los concentrados desde la nueva ágora madrileña.

La concentración se antojaba masiva y utilizar la fuerza para disolverla podía resultar desastroso. Finalmente se optó por controlar e informar. Así, una hora antes de la convocatoria, la Policía comenzó a desplegarse por los accesos a la Puerta del Sol. Allí establecieron "filtros", esto es, controles para pedir la documentación, hacer mostrar el contenido de bolsas y, en este caso, informar a los manifestantes de que podían incurrir en un delito electoral. En total, cinco grupos de la Unidad de Intervención Policial (UIP), algo más de 200 agentes, integraban el dispositivo, que se redujo según fue entrando la noche. Metro de Madrid anunciaba en sus pantallas que la concentración no estaba autorizada, pero nada hacía mella en el ánimo de los indignados y a las ocho de la tarde la Puerta del Sol era un clamor por la reforma del sistema y el castigo a los culpables de la crisis. Al cierre de esta edición no se habían registrado incidentes.

"El sistema es antinosotros"

"Tengo 56 años, no he votado nunca porque siento que nada representa lo que yo considero importante", señalaba Roberto, que reconocía que era la primera vez en su vida que se había unido a un movimiento social y cantado consignas. Una gran pancarta desplegada en la plaza decía "No somos antisistema, el sistema es antinosotros", informa Ana Requena. "Eso es lo que yo pienso y quiero: cambiar este sistema por uno que esté a favor de la gente", afirmaba Roberto.

La Junta Electoral alega que la marcha afectaba al libre derecho al voto

La multitud silbaba al helicóptero de la Policía que sobrevolaba la "Plaza SOLución" como la bautizaba una pancarta. Otra animaba a los agentes a unirse: "Queridos policías, os explotan y maltratan igual que a nosotros. Apoyarnos por los derechos democráticos".

En virtud de las competencias que le otorga la Ley Órganica de Régimen Electoral General, el presidente de la Junta había acordado en solitario "no autorizar" la concentración solicitada a la Delegación del Gobierno 24 horas antes de la protesta. Argumentaba Jesús Ángel Guijarro, magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid, que no concurrían"causas extraordinarias y graves" como para hacerlo con tan escaso plazo. Y añadía que la petición del "voto responsable" invocada por los convocantes podía "afectar a la campaña electoral y a la libertad del derecho de los ciudadanos al ejercicio del voto".

La instancia había sido redactada por cuatro abogados vinculados a la protesta para que fuera utilizada como una plantilla en todas las solicitudes que se hicieran en España. Portavoces de asociaciones integradas en el Movimiento15-M desconocían ayer su contenido, pero insistían en su derecho a concentrarse. Los manifestantes se dividen en distintas opciones, desde la abstención al voto nulo, pasando por el veto a determinados partidos. En todo caso, la solicitud que presentaron dice: "Dado que la reunión convocada tiene como objeto principal, no la captación de sufragios, sino el de hacer una llamada al ejercicio del voto responsable (...), sería completamente estéril e inútil una autorización en fecha posterior, esterilidad que truncaría el ejercicio de un derecho fundamental".

Expertos defienden la autorización porque no se pide el apoyo a un partido

Catedráticos de Derecho Constitucional consultados por Público se mostraban ayer muy críticos con la decisión adoptada por el presidente de la Junta Electoral de Madrid y auguraron su modificación cuando se someta primero al criterio de la Junta al completo y después al de la Central. En cuanto al primer argumento, señalaron que la comunicación a la Delegación del Gobierno, aunque se debe hacer con cierta antelación, no deja de ser eso, "una comunicación" para que las autoridades adopten las medidas oportunas para garantizar el derecho de reunión en juego. En ningún caso supone que ese "defecto formal" implique que la concentración convocada pueda ser disuelta, salvo que se produzcan problemas de orden público.

Pero donde centraron sus recelos los expertos es en el supuesto perjuicio a la campaña electoral. Aseguraron que, aunque la campaña esté protagonizada por partidos políticos o coaliciones electorales, eso no significa que quede en suspenso la libertad de expresión del resto de ciudadanos, que conservan íntegros su derecho a criticar lo que consideren oportuno.

Por eso, los expertos confiaron en que la Junta Electoral Central emita esta tarde las oportunas directrices para que las Provinciales varias fallaron en el mismo sentido que la de Madrid sepan el criterio a seguir. Ella será, además, la que revisará en primera instancia la decisión de la Junta madrileña, que también podrá ser recurrida ante los juzgados de lo Contencioso y llegar hasta el Constitucional. Ya hay varias sentencias del Alto Tribunal la instancia presentada esgrime tres que han acabado dando la razón a los convocantes de manifestaciones no autorizadas.

Sentencias del Constitucional

Una de ellas, de 2008, avaló una marcha de Mossos d'Esquadra en plena campaña electoral. En la misma, el Alto Tribunal admitía que "sólo en casos muy extremos" puede un mensaje tener "capacidad suficiente para forzar o desviar la voluntad de los electores, dado el carácter íntimo de la decisión del voto y los medios legales existentes para garantizar la libertad del sufragio". Sólo cuando la finalidad del acto sea la captación de votos y sus convocantes no sean partidos, federaciones, coaliciones o agrupaciones, se desautorizaría el acto, añade el fallo. Como en el caso de Madrid no se pide el voto para ninguna formación, los expertos coinciden en que no puede no ser autorizada y, por tanto, su prohibición es contraria a derecho.

La movilización se extiende por España y Europa

De la Puerta del Sol al resto de España, y de allí hacia Europa. Las protestas de los indignados se extendieron ayer por las ciudades más importantes del Estado, donde, aunque en menor medida que en Madrid, se escucharon los mismos lemas y las proclamas a favor de una "democracia real". 

Un millar en Barcelona

La plaza de Catalunya confirmó ayer su condición de epicentro de las protestas en Barcelona al llegar a reunir por la tarde a más de un millar de personas. Algunas de las protestas del sector sanitario y educativo que cada miércoles claman contra los recortes terminaron en la misma plaza, manifestando así su apoyo a las reivindicaciones. Universitarios y profesores de la facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Barcelona llegaron a la plaza después de cortar varias calles con una pancarta que rezaba: "Plaza de Catalunya igual a Tahrir: resistiremos juntos", informa Pau Rodríguez.

Prohibidas en Andalucía

Las Juntas Electorales de Sevilla y Granada prohibieron las concentraciones convocadas ayer en ambas ciudades a las 20.00 horas en las plazas de la Encarnación y El Carmen, respectivamente. En el caso de Sevilla, la resolución de la Junta Electoral señala que la solicitud "se ha presentado fuera de plazo". Y en el de Granada prohibió la acampada al considerar que se trataba de un acto "electoralista". Había sido convocada después de que unas 200 personas fueran desalojadas de madrugada de otra acampada anterior. Tres personas fueron detenidas durante el desalojo acusadas de resistencia a la autoridad, aunque un juzgado de Granada los dejó ayer en libertad con cargos. Una veintena de personas respaldaron la acampada de Huelva y una cuarentena la de Málaga, informa Ángel Munarriz.

En Bruselas y en Londres

De momento es un grupo de Facebook, pero ya se está organizando una concentración para el fin de semana en Bruselas en solidaridad con las protestas en España. La de la capital belga podría ser tanto en la Bolsa como en la embajada española o la sede de las instituciones europeas, informa Daniel Basteiro. En Londres, varios colectivos han convocado otra acampada a las puertas de la embajada española de la capital británica. La llamada se ha realizado a través de las redes sociales.  

Noticias Relacionadas