Jueves, 19 de Mayo de 2011

"Estamos abiertos a hablar con todas las fuerzas"

Martin Garitano, cabeza de lista de Bildu en Guipúzcoa. Afirma que le parecía "inmoral decir que no a la coalición"

G. M. ·19/05/2011 - 08:20h

Martin Garitano, periodista de profesión, lidera Bildu en Guipúzcoa.

Martin Garitano es una de las sorpresas de las elecciones. Fue redactor jefe de Egin, subdirector de Gara y, en su última etapa, locutor de Info7 irratia. En estos comicios, encabeza la lista de Bildu a las Juntas Generales de Guipúzcoa.

¿Por qué salta a la política?

Mi irrupción es puramente casual en una situación concreta. Hay hasta 40.000 personas que no pueden presentarse a las elecciones por su actividad política anterior. Los compañeros de Bildu me plantearon la oportunidad de comprometerme y, la verdad, tras 27 años de actividad profesional comprometida en mis artículos en orden con mis ideas, me parecía inmoral decir que no.

¿Aspira Bildu a gobernar la Diputación guipuzcoana?

No cerramos ni una posibilidad. En Euskal Herria hay un movimiento político de cambio, una marea profunda que va a dar unos resultados electorales históricos para trastocar el panorama político actual. ¿Esto quiere decir que Bildu va a estar en el Gobierno? No es determinante.

Parece que serán necesarios acuerdos poselectorales. ¿Está dispuesto a pactar con el PNV, el PSE?

Estamos abiertos a hablar con todas las fuerzas y contrastar los programas a partir del 23.

Bildu se presenta como una fuerza clave para favorecer la normalización política y la paz. ¿Cómo?

En Euskal Herria ya hay en marcha un proceso que nos va a llevar a la normalización política y la paz. Ese viaje va a acabar en buen término porque la sociedad vasca así lo demanda. Y un buen resultado de Bildu puede contribuir a que ese proceso vaya a mejor ritmo y acabe antes.

¿Comparte lo dicho por otros miembros de Bildu acerca de que este proceso de normalización política y paz no tiene vuelta atrás?

Sí, pero no porque lo haya decidido Bildu, sino porque una buena parte de la sociedad vasca ha entendido que la confrontación política y el liderazgo político son el camino para la resolución definitiva o estable de este conflicto.

Patxi López e Iñigo Urkullu han pedido a Bildu que exija la disolución definitiva de ETA. ¿Lo harán?

En referencia a la violencia política en Euskal Herria tenemos una posición nítida, clara y diáfana. Todos los candidatos de Bildu hemos firmado un decálogo en el que rechazamos de forma expresa el uso de la violencia para conseguir objetivos políticos. A partir de ahí, sabemos sobre ETA lo mismo que el resto de los ciudadanos: que ha declarado un alto el fuego permanente, verificable y general con vocación de que sea definitivo.

¿Aspira Bildu a rozar los resultados de Euskal Herritarrok en 1999?

Es difícil hacer prospecciones sociológicas, pero percibimos que el perfil sociológico de la gente que se acerca a Bildu excede el perfil sociológico de lo que han sido experiencias abertzales y de izquierdas anteriores.

Los sondeos les dan un buen resultado y una caída de Aralar. ¿Qué opina?

Queremos ser respetuosos con el resto de fuerzas. Además, nos gustaría que la izquierda en clave nacional vasca se uniera. No ha sido posible ahora, pero el futuro está abierto.