Jueves, 19 de Mayo de 2011

Ana Belén pone voz a los textos de García Montero

 

La vida rima', interpretada por la cantante y Rosa Torres, reivindica la condición humana

P. C. ·19/05/2011 - 08:00h

Ana Belén y la pianista Rosa Torres Pardo.

"En tiempos de crisis y desencanto se hace más necesario que nunca darle una segunda oportunidad a los valores humanos, a la poesía y la música". Bajo este principio, Luis García Montero escribió hace unos meses unos breves textos que, tras ser tocados por la varita del director José Carlos Plaza, la cantante Ana Belén y la pianista Rosa Torres Pardo, se convirtieron poco después en la obra de teatro Música callada. La vida rima. "Yo pretendía crear un diálogo entre el piano y la poesía, pero José Carlos lo revolucionó todo", explica el escritor a Público. La obra se representa hoy en el Teatro Español de Madrid dentro de Las Noches del Español y los próximos meses irá de gira por varias ciudades españolas.

El texto de García Montero hilvana poemas de Cernuda, Gil de Biedma y San Juan de la Cruz, evocados por Ana Belén, con la música de Mozart, Beethoven, Mompou, Chopino Stravinsky, interpertada por Rosa Torres. Como afirma la pianista, "hay un profundo mensaje de amor a la vida. Es un discurso muy optimista en el que se pone de manifiesto cómo el arte nos acerca a la vida". Y es en este sentido en el que se interpretan las palabras de los poetas místicos. "Sí, se le ha quitado toda la parte religiosa para quedarnos con la expresión del amor", recalca Torres. En este texto que busca provocar y crear extrañamiento en el espectador, la misión es evidente: "Es la reivindicación del arte, de la condición humana y la belleza para responder a la crisis", añade García Montero.

Más teatro

El escritor, que hasta la fecha ya había realizado algunas versiones teatrales, como la de Otelo, reconoce que tras esta experiencia le ha picado el gusanillo del teatro. "Ahora estoy trabajando en una versión de Agosto, de Tracey Letts para el Centro Dramático Nacional, que dirigirá Gerardo Vera. Y también me están pidiendo que escriba una ópera", subraya. Para García Montero, además, ahora es buen momento para creer en el teatro. "En estos tiempos está demostrando su capacidad de resistencia por su capacidad de contacto directo con el público. Es un época dulce", señala.