Miércoles, 18 de Mayo de 2011

Los "delirios de infestación" no tienen explicación física

Reuters ·18/05/2011 - 16:55h

Por Genevra Pittman

A quienes dicen que estuvieron infestados con insectos, gusanos, huevos y hasta fibras, generalmente no se les encuentra nada en los exámenes médicos, según señala un nuevo estudio.

Aunque muchos de los participantes diagnosticados con "delirios de infestación" tenían dermatitis, los autores no pudieron confirmar si esa enfermedad de la piel era el origen de los síntomas o la consecuencia de que los pacientes se rascaran excesivamente o de la gran cantidad de medicamentos que usaron para tratar el problema.

Si los delirios de infestación, conocidos como síndrome de Morgellons, son un trastorno psiquiátrico o si las personas que se quejan de síntomas cutáneos misteriosos tienen una enfermedad física subyacente, sigue siendo tema de debate e investigación.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés), que están estudiando esta enfermedad, los pacientes también sienten fatiga, dolor articular y pérdida de la memoria de corto plazo.

"A menudo, los pacientes se quejan de que el médico no les examina la piel lo suficiente como para ver los organismos que los infestan", comentó el doctor Mark Davis, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

"Este estudio indica que aun cuando se obtienen las biopsias de piel y se examinan con cuidado los organismos que trae el paciente, no existen pruebas objetivas de infestación cutánea", agregó Davis, que participó en la investigación.

El equipo de Davis revisó los casos de 108 pacientes con delirios de infestación diagnosticados en la Clínica Mayo entre el 2001 y el 2007.

Todos estaban convencidos de que estaban infestados con insectos, gusanos u objetos inanimados, y se quejaban de sensaciones extrañas en la piel, publica Archives of Dermatology.

Los médicos realizaron biopsias a 80 de esos pacientes para estudiar mejor la piel y no hallaron signos de infestación. La mayoría de los pacientes habían entregado también piel o cabellos para analizar, pero sin que esas muestras pudieran explicar los síntomas de los pacientes.

Más de la mitad de las biopsias confirmó una dermatitis, que se caracteriza por la inflamación, el enrojecimiento y la picazón de la piel.

Pero el equipo dijo que no estaba seguro si eso podría causar en los pacientes los síntomas y la creencia de estar infestados o si la piel estaba inflamada sólo por la necesidad de los pacientes de rascarse y usar productos para aliviar la infestación percibida.

En por lo menos un caso, los síntomas pudieron explicarse en parte por un trastorno subyacente: una mujer sentía picazón y hormigueo en el recto que se transformaron en la sensación de que algo se arrastraba, lo que le hizo creer que estaba infestada con huevos y objetos inanimados. Finalmente, se le diagnosticó el virus causante del herpes.

Davis explicó que los informes demuestran que algunos pacientes con delirios de infestación tendrían enfermedades médicas o psiquiátricas, aunque algunos investigadores opinan que se trata de un tipo de hipocondría que se presenta sin otros trastornos.

Los CDC están estudiando los delirios de infestación y qué tipos de pacientes los padecen. Los investigadores prefieren utilizar el término "dermopatía inexplicable".

"Es una enfermedad inexplicable y discapacitante sin causa conocida. Sabemos que los médicos están perplejos" y que los pacientes y sus familias están sufriendo, dijo un portavoz de los CDC.

Para Davis, es importante que los médicos revisen la historia clínica del paciente y les hagan un examen físico si sospechan que tiene delirios de infestación, pero no están seguros.

FUENTE: Archives of Dermatology, online 16 de mayo del 2011