Miércoles, 18 de Mayo de 2011

La ley del "playoff" juzga a los ocho mejores de la ACB

EFE ·18/05/2011 - 11:38h

EFE - De izda a dcha. Los jugadores Fernando San Emeterio (Caja Laboral), Jaycee Carroll (Gran Canaria 2014), Álex Mumbrú (Bizkaia Bilbao Basket), Ante Tomic (Real Madrid), Dusko Savanovic (Power Electronics Valencia), Gustavo Ayón (Fuenlabrada), Roger Grimau (Regal Barcelona) y Jorge Garbajosa (Unicaja), durante la presentación de la fase final de la Liga ACB. EFE/Archivo

La ley del 'playoff' comienza a juzgar a los ocho mejores de la Liga, sin red, sin piedad y sin apenas margen de error, algo que conocen los protagonistas: Barcelona, Real Madrid, Power E. Valencia, Caja Laboral, Gran Canaria, Bizkaia Bilbao, Fuenlabrada y Unicaja.

El primer asalto, los cuartos de final, tiene el plus de picante de ser una serie corta al mejor de tres partidos en cinco días. Sin tiempo para pensar, sin tiempo para recuperaciones, sin tiempo para especular.

Barcelona-Unicaja, Real Madrid-Fuenlabrada, Power E Valencia-Bizkaia Bilbao y Caja Laboral-Gran Canaria son los enfrentamientos en los que los cuatro citados en primer lugar se ganaron el derecho a tener el factor cancha a favor, a disputar el posible partido decisivo en su feudo.

La ley del 'playoff' en su primer apartado es contundente. Hay que ganar el partido inaugural. Es fundamental y, casi, definitivo. Y a eso se aplicarán todos los equipos.

Centrándonos en los cuatro enfrentamientos de esta edición hay algunos datos destacados como que Bizkaia Bilbao y Fuenlabrada tratarán de conseguir su primera victoria en esta fase de competición, mientras que el Gran Canaria 2014, que ya ha ganado partidos en los cuartos de final, intentará superar por primera ocasión una eliminatoria.

Otro dato es que desde que el Barcelona repitiera título en las temporadas 2002-03 y 2003-04, con Svetislav Pesic, ahora técnico del Power Valencia, en el banquillo ningún campeón ha ganado dos años consecutivos.

Y otro más, que ser campeón de Liga Regular no asegura el título. Sorprendentemente, la segunda posición en la Liga regular es la que asegura más campeones. En las siete últimas temporadas en cinco ocasiones el segundo clasificado ha sido campeón, mientras que el primero sólo lo ha logrado una vez, el Unicaja en 2006.

Dicho esto, el Barcelona tendrá un hueso duro de roer ante un Unicaja que ganó el pasado domingo en el Palau Blaugrana en la última jornada, aunque ahora la motivación es distinta e igual para los dos equipos.

La posible ausencia de Ricky Rubio, por lesión, y el juego ascendente de los malagueños pueden igualar el enfrentamiento.

El Real Madrid-Fuenlabrada tiene el aditamento de la rivalidad comarcal y también de la derrota madridista en el Fernando Martín el pasado 1 de mayo.

Los de Fuenlabrada han realizado una temporada increíble con uno de los presupuestos más bajos de la categoría y superando mil y un problemas con salidas tan importantes como las de Batista o Biyombo, siendo competitivos en todo momento.

El Power Valencia se enfrentará al Bizkaia Bilbao. Los valencianos tras la llegada de Pesic al banquillo remontaron el vuelo y se han convertido en uno de los grandes aspirantes al título por potencial de plantilla y por juego, mientras que los bilbaínos también han demostrado su valía. En Liga regular cada equipo ganó en su cancha y las espadas están en todo lo alto.

Caja Laboral y Gran Canaria serán los protagonistas del último duelo. Los de Vitoria son los vigentes campeones de Liga pero han hecho de la irregularidad su bandera a lo largo de la temporada, aunque siempre hay que contar con ellos y más en los momentos decisivos.

Los canarios son otro de los equipos que han hecho una temporada de notable hacia arriba y en el Centro Insular de Deportes tienen un fortín casi inexpugnable.

Victoria para cada equipo en Liga jugando de local y, también, pronóstico incierto, aunque siempre hay que contar con que la veteranía es un grado.

Comienza la carrera por el título. Una carrera en la que sólo puede haber un vencedor y en la que todos tienen sus bazas que jugar. Es la esencia del baloncesto, es la ley del 'playoff'.

Ricardo Molinelli