Miércoles, 18 de Mayo de 2011

El camaleón de Chipiona no entra en campaña

Los ecologistas critican la dejadez medioambiental de los políticos

FRAN GRIMALDI ·18/05/2011 - 08:00h

FRAN GRIMALDI - El abandono político provoca graves impactos en el medio ambiente. laura león

Creación de nuevos puestos de empleo, mejora de los transportes públicos, modernización de la urbe y otros muchos proyectos se incluyen, por norma general, en los programas electorales de los partidos que aspiran al poder en las próximas municipales. Sin embargo, apenas hay sitio para la protección y conservación del medio ambiente, y las pocas propuestas anunciadas, según denuncian los ecologistas, o acaban cayendo en saco roto o no son más que un paripé. "El político vive de espaldas a la realidad medioambiental, para él es sólo un escaparate", sostiene Rafael Ruiz, presidente del grupo ecologista gaditano CANS.

En una comunidad autónoma como la andaluza, donde existe un gran abanico de ecosistemas naturales y que puede vanagloriarse de contar con zonas protegidas como el Parque de Doñana, son muchas las asociaciones ecologistas que ponen el grito en el cielo ante la actitud de dejadez de los políticos ante los problemas medioambientales.

Las asociaciones coinciden en dos puntos: los partidos no se preocupan de verdad por el medio ambiente y, en segundo lugar, parte de la culpa del abandono se debe al desconocimiento en esta materia de los propios políticos. "La solución comienza por mentalizar a los políticos, que son analfabetos en este tema", insiste Rafael Ruiz. "La mayoría de las propuestas de los partidos políticos en materia medioambiental no son realistas, necesitan un mayor conocimiento y profundidad", añade Juan José Carmona, portavoz de WWF Adena en Sevilla.

A pesar del descontento generalizado, Lola Yllescas, portavoz en Andalucía de Ecologistas en Acción percibe leves diferencias entre los partidos y su compromiso medioambiental, aunque la palma se la llevan los conservadores. "El PP para nada defiende los criterios medioambientales", asegura Yllescas, quien reconoce que en general "hay una falta de decisiones y de liderazgo político".

Desconocimiento popular

Los ecologistas advierten también del desconocimiento de los andaluces sobre los problemas medioambientales. Más allá de los episodios más simbólicos, como los vertidos en Nerva (Huelva), la construcción ilegal del hotel Algarrobico en Carboneras (Almería) o la gestión de Doñana, las asociaciones señalan que hay otros casos, que "son concretos pero importantes", como la necesidad del fomento de los transportes públicos ecológicos o la falta de protección de especies desconocidas por los propios ciudadanos, como puede ser el camaleón común en Chipiona (Cádiz). A ver quién es el primero en meterlo en su programa.

Noticias Relacionadas