Miércoles, 18 de Mayo de 2011

Pepe se niega a enterrar el hacha

El central se aferra al discurso victimista y los ataques contra el Barça pese al avance conciliador de sus compañeros del Madrid

 

GERMÁN ARANDA ·18/05/2011 - 08:00h

EFE - Pepe.

Aunque poco a poco el Madrid va rebajando el tono de su discurso crítico con el Barça y la UEFA, los dardos vuelven a volar desde el vestuario blanco. En especial, de parte de Pepe, que ayer aseguró que va con el Manchester en la final de la Champions porque "el Madrid es el que tendría que estar allí".

"No dependía de nosotros", aseguró en clara alusión a los arbitrajes. "Si la UEFA quiere promover el fair play, debería valorar todas las acciones. Mourinho ha sido sancionado por hacer las cosas bien y hablar de los árbitros. Todos han visto luego lo que ha dicho Busquets a Marcelo y cómo Pedro se lleva las manos a la cara después de un choque normal. Con estas acciones, la UEFA no ha hecho nada". "Yo no toqué a Alves, todo el mundo lo ha podido ver", reiteró el portugués, que dio su interpretación de las semifinales: "Los partidos estaban estructurados para que pudiéramos pasar. Como Messi no hizo casi nada en los anteriores clásicos, tuvieron que encontrar la forma de que me echaran. Fue la única manera que encontró el Barça para pasar", agregó.

"Como Messi no hizo casi nada en los otros clásicos, tuvieron que encontrar la forma de que me echaran"

Los internacionales españo-les, a diferencia de Pepe, afrontan un dilema a la hora de dar continuidad a las polémicas que todavía colean tras el maratón de clásicos. Saben que se tienen que reconciliar para volverse a reunir con los barcelonistas en la selección. Sin embargo, se sienten todavía heridos y quieren ser fieles a la línea belicosa abierta por su entrenador y el club. No en vano, la entidad blanca denunció la antideportividad de algunos barcelonistas ante la UEFA y envió el vídeo en el que Busquets insulta a Marcelo, aunque el Madrid insiste en que no denunció al medio.

No es que de repente el Madrid abriera ayer el grifo de la comunicación y brindara numerosas ruedas de prensa de sus jugadores, sino que varios futbolistas acudieron a la cuarta edición del Pro-Am benéfico de golf que organiza la Fundación Apascovi y apadrina Sergio Ramos. Excepto Xabi Alonso, ningún jugador tuvo problemas en expresar su opinión.

"Aunque sea mi compañero de selección, lo que hizo Busquets no es bonito. Me parece un buen chaval. Pero se equivocó al insultar a Marcelo. Yo no soy quien sanciona ni trabajo para la UEFA, pero no hay que ser muy listo para saber lo que dijo", explicó Albiol, el más contundente. Ramos y Arbeloa coincidieron en reconocer que se alegran por el propio Busquets, aunque aportaron sus matices. "Lo que no es justo es que Mourinho sea el único perjudicado", defendió Ramos. "De la UEFA se puede esperar cualquier cosa", lanzó Arbeloa.

Precisamente, el lateral es uno de los principales culpables, con su pisotón a Villa, de que se hable de posibles secuelas en la selección. "Seguro que le he dado más patadas a Villa en entrenamientos con la selección que en estos partidos. Nunca tuve un problema con él", dijo el defensa. "La relación está bien y si tenemos que hablar, hablaremos. Somos gente madura", agregó el defensa.

También Del Bosque, quien aseguró que Busquets "no es racista", se pasó por el torneo de golf. "Tiene que seguir el buen ambiente. Siempre presumimos de tener unos chicos estupendos. No vamos a prejuzgar algo antes de que pase", desarrolló. Reina, en su paso por las instalaciones, se mostró convencido de que el ambiente en la selección "va a estar la mar de bien". "No va a haber ningún problema, con el paso de los días se olvidan esos piques", zanjó Albiol.

El Madrid vive ya de vacaciones. Juega hoy un amistoso en Lorca (19.00, Teledeporte) con fondos benéficos para ayudar a los perjudicados de la localidad murciana por el reciente terremoto.