Miércoles, 18 de Mayo de 2011

Catalunya desbloquea sus plazas de maestros

El Gobierno retira el recurso contra las oposiciones

A. M. VIDAL / D. CORDERO ·18/05/2011 - 01:00h

La consellera d'Ensenyament de Catalunya, Irene Rigau. josé colon

Los 15.000 candidatos a una plaza pública de profesor de secundaria en Catalunya pueden seguir estudiando tranquilos. Sus probabilidades de convertirse en funcionarios tras las pruebas que darán comienzo el 18 de junio son las mismas. La convocatoria de la Generalitat se mantendrá en 1.245 plazas. Pese al rifirrafe de algo más de una semana, el Gobierno central ha decidido retirar el recurso con el que pretendía limitar la convocatoria a 430 vacantes.

"Se puede decir que hemos ganado un pulso al Gobierno del Estado", se regodeaba el portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, quien creía ver en la falta de argumentos jurídicos la retirada del Ejecutivo central del litigio. Lo cierto, sin embargo, es que la Generalitat conseguirá sus objetivos después de hacer suyos los mismos argumentos que utilizó Andalucía para doblegar al Gobierno estatal. A la retirada del recurso se le añadirá una modificación de la convocatoria, según la cual la Generalitat cubre una parte de las vacantes en función de la reposición del 30% de las jubilaciones y otra gracias a la consolidación de plazas cubiertas actualmente de forma interina.

El Govern sigue los criterios andaluces para salvar la convocatoria

En todo caso, las noticias llegadas de la capital española fueron tomadas como un triunfo por parte de la Generalitat y con cierta interpretación de que ese escenario de guerra fría instalado en el eje Madrid-Barcelona empieza a resquebrajarse. La prueba de fuego de esa realidad, no obstante, podría ser la resolución del conflicto sobre el Fondo de Competitividad, 1.450 millones de euros que reclama la Generalitat. Esa opción que abre el nuevo modelo de financiación sigue congelada.

Para no volver a la política de enroques, la Generalitat evitará tensar la cuerda y no elevará la cifra de plazas que considera plausible, de acuerdo a la alta tasa de interinidad existente en la plantilla de profesores de la Administración autonómica. Así, la convocatoria mantendrá las 1.245 vacantes.

El anuncio llegó justo un día después de que la Generalitat mostrara a los sindicatos de enseñanza el recurso que había planteado el Gobierno central. Por primera vez en los cuatro meses y medio que lleva Irene Rigau como consellera, había logrado poner a su lado a los sindicatos en uno de sus planteamientos. De hecho, las centrales no han tenido ni tiempo de haber hecho campaña a favor del Govern.

En la resolución del conflicto también ha tenido peso la incapacidad de los ministerios de Educación, Economía y Administración Pública para aclararse sobre los criterios a seguir en un contencioso que afecta a otras comunidades, entre ellas Navarra, que amenazaba con no hacer caso de Madrid.