Miércoles, 18 de Mayo de 2011

"El discurso del párroco obedecía a una consigna"

El profesor que denunció al cura cree que detrás de sus palabras estaba Rouco

DIEGO BARCALA ·18/05/2011 - 08:20h

Primitivo González.

El cura coadjutor deVillanueva del Pardillo (Madrid), Enrique Olmo, pasa en su pueblo por ser un "cura normal". No se le recuerdan escándalos y sus sermones no son famosos en la localidad por su tono incendiario. De ahí que el otro cura local, Gabriel Comas, le justificara el pasado domingo después de que espetara la siguiente afirmación: "El Gobierno mata a los niños en el seno de sus madres".

Comas aseguró que sólo defendía la doctrina social de la Iglesia. Pero el profesor universitario Primitivo González, católico practicante, no pudo aguantar su indignación ante lo que para él fue un "discurso que obedecía a una consigna". Este catedrático de la Universidade de A Coruña denunció los hechos en el juzgado número 3 de El Escorial. "No se puede hablar así del Gobierno que financia a la propia Iglesia", explicó a este diario vía telefónica desde Galicia.

González se encontraba en Madrid de visita y acudió a misa como cada domingo en la iglesia que encontró más cerca. "Me sorprendió mucho escuchar ese discurso", explicó el catedrático. "El Gobierno es criticable por muchos asuntos, como los económicos, aunque ellos no hayan tenido la culpa, pero lo que decía este hombre tiene que ser orden del arzobispo de Madrid, de Rouco Varela", señalaba ayer todavía indignado por lo sucedido en la pequeña parroquia.

La iglesia de San Lucas Evangelista de Villanueva del Pardillo estaba ayer cerrada a primera hora de la tarde. Ni rastro de sus curas ni tampoco de sus parroquianos. De hecho, los pocos vecinos que paseaban en el centro del pueblo desconocían que Olmo, que lleva cinco años en el municipio, piensa que el "Gobierno es más nazi que los nazis de Alemania", como dijo el domingo pasado.

En el Ayuntamiento de la localidad, gobernado por el PP desde hace más de 20 años, no recuerdan altercados con estos curas. Y sus feroces opositores, "hartos de corrupción", según afirman, tampoco. La candidata de Ciudadanos, Marta Marbán, que hacía campaña ayer por la céntrica calle de Mister Lodge, habló de Enrique Olmo como un "cura sensato y tolerante". Marbán se mostró extrañada por el radical discurso del sacerdote. "Nosotros no estamos casados, y no puso ningún problema para que bautizáramos a nuestro hijo", añadió su pareja.

González acabó expulsado de la iglesia cuando se enfrentó a Olmo. "Con esa actitud están echando a la gente joven de las iglesias. Esa doctrina de la Iglesia que dicen que imparten no es la mía, desde luego", concluyó el catedrático.

Este periódico trató sin éxito de contactar con los curas de Villanueva del Pardillo tanto en la propia iglesia como por vía telefónica.

Noticias Relacionadas