Miércoles, 18 de Mayo de 2011

IU condena la "porra" de Zapatero en la Puerta del Sol

La federación se presenta como "parte" de la protesta ciudadana

JUANMA ROMERO ·18/05/2011 - 01:00h

De la "ministra de la Guerra" al "ministro de la Porra". Titulares en píldoras, en blanco y negro, pero que ayudan al electorado a fijar una imagen. La imagen que persigue día tras día IU: presentar un Gobierno y un PSOE "arrodillado" ante los mercados, belicoso (o al menos, con ganas de entrar en la intervención en Libia, de ahí la etiqueta a Carme Chacón sacada a relucir la pasada semana), y ahora, insensible a las protestas y a la indignación ciudadana.

Con esa argamasa construyó Cayo Lara ayer su discurso en Sevilla. El resto del material lo puso la expulsión de los jóvenes de Democracia Real Ya de la Puerta del Sol de Madrid. "José Luis Rodríguez Zapatero ha pasado del recorte al desalojo. Ha traído beneficios para los amos y la porra para los de abajo", solemnizó por la mañana en rueda de prensa y reiteró por la tarde en el Muelle de la Sal, a orillas del Guadalquivir. Y añadió que así el presidente ha "consolidado" a sus dos posibles sucesores: la "ministra de la Guerra y el ministro de la Porra", Alfredo Pérez Rubalcaba, "la joven promesa del PSOE". El jefe del Ejecutivo se muestra otra vez "fuerte con los débiles y débil con los fuertes", redondeó.

Crítica al Gobierno, sí. Y también reiterado respaldo (y cortejo) a Democracia Real Ya, "imparable" para IU. "Estamos en contra de criminalizar a los jóvenes de Sol. Estamos con ellos, formamos parte de ellos. Respetamos su soberanía, su pluralidad, su indignación, su dignidad. Son nuestros hijos los que también piden democracia real". El coordinador mimó sus palabras: busca el voto de los que llenaron las calles el domingo, pero no quiere "liderar ni protagonizar" la revuelta popular.

"El voto de la esperanza"

IU exhibió total empatía con los jóvenes "que se niegan a ser una generación perdida, que son los de abajo, un contrapunto" de los jóvenes pijos, "educados para la ambición y la usura por los de arriba". Lara, como había subrayado el lunes en Cáceres, tejió el paralelismo con la ola democratizadora del norte de África. Aquí, en cambio, "no se aplauden" las protestas de los que no son "analfabetos políticos", sino chicos y chicas "que han tenido la tentación de pensar y de identificar a sus opresores", la banca y el Gobierno, "gente preparada que no entiende que tenga que vivir peor que sus padres y sus abuelos".

La rebeldía, sin embargo, sirve de poco. Por eso Lara reclamó, por la vía rápida, "más poder para IU en las instituciones" este 22-M, para frenar al PP "y las políticas de derechas" y para dar cuerpo a esa "democracia verdadera" que se ha exigido en las calles. La federación es la "honestidad y la decencia", dijo el coordinador, "el voto de la esperanza", duplicó su homólogo andaluz, Diego Valderas. El grito era contra la abstención.