Martes, 17 de Mayo de 2011

El Museo de Danza en Cuba dedica una muestra en homenaje a Antonio Gades

EFE ·17/05/2011 - 20:37h

EFE - Varias personas recorren la "Muestra Homenaje a Antonio Gades" inaugurada en el Museo Nacional de la Danza, en La Habana (Cuba). En la muestra se exhibe el traje utilizado por Gades al interpretar la "Suite de Flamenco", en 1960.

El Museo Nacional de la Danza de Cuba inauguró hoy una muestra homenaje dedicada al bailaor Antonio Gades (1936-2004) en el "Día Internacional de los Museos", con la novedad de que incluye la primera exhibición de un traje que utilizó el artista español.

"Este es un día en el que se enaltece el trabajo y el papel que tienen los museos en la sociedad", dijo el director del Museo de la Danza de Cuba, Pedro Simón, al resaltar la importancia de la celebración.

Simón destacó el "lugar especial" que ocupa la "extraordinaria figura de todas las danzas del siglo XX: Antonio Gades" y para la memoria del baile en la isla, "un gran amigo del Ballet Nacional de Cuba y de Alicia Alonso".

El traje que vistió Gades en la coreografía "Suite de Flamenco" en 1960, fue donado al museo habanero por la Fundación que lleva su nombre, y se exhibe junto a una selección de fotografías del artista en los ensayos de la pieza "Ad Libitum", la única que protagonizó con la bailarina cubana Alicia Alonso.

Gades y Alonso, quien cumplió en diciembre pasado 90 años, estrenaron en La Habana en 1978 "Ad Libitum", una unión coreográfica del cubano Alberto Méndez, que mezcló los estilos flamenco y el ballet clásico, con la interpretación creada por ambos bailarines al ritmo de la sonoridad musical de la isla.

En esta jornada también se proyectó un documental que recoge una selección antológica de interpretaciones de Gades en varios de sus filmes como "Los tarantos", "Bodas de sangre", "Carmen", y sus actuaciones con Alonso en el papel de Hilarión en el ballet "Giselle" y fragmentos de los ensayos de "Ad Libitum".

Los restos de Antonio Gades (nacido Antonio Esteve) descansan en Cuba por su expresa voluntad en el mausoleo del Segundo Frente Oriental, en la oriental Sierra Maestra, desde marzo del 2005.

El bailarín de flamenco mantuvo una estrecha relación con la isla y fue condecorado por Fidel Castro con la Orden José Martí poco antes de su muerte en 2004.