Martes, 17 de Mayo de 2011

Los fármacos para el TDAH no elevan el riesgo de muerte: estudio

Reuters ·17/05/2011 - 17:54h

Por Frederik Joelving

Un equipo asegura que los fármacos para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) no elevan el riesgo cardíaco o de muerte en los niños.

"El riesgo de morir no es más alto en los niños tratados con esos medicamentos que en aquellos que no los usan", dijo Sean Hennessy, farmacólogo de la University of Pennsylvania en Filadelfia, y coautor del estudio.

Unos 2,7 millones de niños y adolescentes de Estados Unidos usan esos fármacos, que son estimulantes que pueden elevar la presión y la frecuencia cardíaca. Entre los más conocidos se encuentran Ritalin (Novartis) y Adderall (Shire).

El nuevo estudio, financiado por Shire, surge de datos de la cobertura estatal estadounidense Medicaid y una aseguradora comercial. Incluyó a más de 240.000 niños de entre 3 y 17 años tratados farmacológicamente por TDAH y estudiados durante alrededor de 135 días.

El equipo comparó a ese grupo con más de 965.000 niños que no tomaban los fármacos, pero tenían la misma edad, género y origen de residencia. Pero, eso, según los autores, fue más fácil decirlo que hacerlo porque los datos registrados no coincidían con la información hospitalaria.

Con los datos que se pudieron validar, el equipo de Hennessy estimó que se producirían seis muertes súbitas o paros cardíacos por cada millón de niños tratados por año, algo más que los cuatro por cada millón de niños del grupo de control.

Dada la magnitud de esas cifras, la diferencia podría atribuirse al azar.

En el grupo con TDAH no se registraron infartos cerebrales o cardíacos y, para el equipo, es poco probable que la tasa real supere los 24 casos por millón cada año. La mortalidad "por cualquier causa" fue de 179 por millón/año en el grupo con TDAH y de 300 por millón en el grupo de control.

"Los riesgos cardiovasculares no deberían disuadir a los médicos de indicarles estos fármacos a los niños con TDAH que más se beneficiarían", dijo Hennessy.

Un experto ajeno al estudio consideró que los resultados son difíciles de interpretar por la baja cantidad de muertes y problemas cardíacos registrados.

"Confirman que si existe una relación entre los estimulantes y los problemas cardíacos, es bastante rara", dijo Almut Winterstein, de la Facultad de Farmacia de la University of Florida en Gainesville.

FUENTE: Pediatrics, 16 de mayo del 2011