Martes, 17 de Mayo de 2011

Dos décadas en la lucha contra el rechazo a la homosexualidad

En el Día Internacional contra la homofobia, los líderes europeos recuerdan que se siguen cometiendo graves violaciones de los derechos humanos contra estos colectivos

PUBLICO.ES/EFE ·17/05/2011 - 16:14h

Hace más de 20 años que la homosexualidad salió de la lista de enfermedades mentales elaborada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) pero "aún hay mucho por hacer". 

Así lo han subrayado el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton en el Día internacional contra la homofobia, un recordatorio anual que se celebra desde 2004 cada 17 de mayo, fecha en que la OMS descartara la homosexualidad como transtorno mental. 

Van Rompuy destacó en un comunicado con motivo de esta celebración que esos principios "distinguen a Europa de muchos otros lugares del mundo". "Estamos inspirados por el sentido de la dignidad humana y de la singularidad de cada persona. Todos merecen iguales oportunidades en la vida", enfatizó.

No obstante, aunque señaló que la Unión Europea (UE) está "en la vanguardia" de la lucha contra la homofobia, reconoció que "aún queda mucho por hacer, tanto en Europa como en otras partes del mundo".

Recordó que el tratado de Amsterdam ya permitió en 1997 adoptar una legislación para combatir la discriminación basada en la orientción sexual y que, la Carta de derechos fundamentales de la UE aprobada junto al tratado de Lisboa en 2009, prohíbe específicamente ese tipo de discriminación.

Van Rompuy aseguró que los ataques o abusos por razones de discriminación por la orientación sexual "no sólo afectan a víctimas individuales", sino que incluso pueden llegar a "devastar familias" y a dividir a la sociedad.

Ashton recordó que en 80 países se siguen criminalizando las relaciones entre personas del mismo sexo

Violaciones derechos humanos

Por su parte, Ashton indicó que, en todo el mundo, la identidad de género y la orientación sexual "siguen usándose de manera equivocada como pretexto para graves violaciones de los derechos humanos".

La alta representante de la UE denunció que las personas pertencientes al colectivo de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexo (LGBTI) siguen siendo objeto de persecución, discriminación y malos tratos que en ocasión implican formas de violencia extrema.

Recordó que en unos 80 países se siguen criminalizando las relaciones entre personas del mismo sexo, en ocasiones hasta con la pena de muerte, lo que consideró incompatible con las leyes en favor de los derechos humanos.

Por ello, pidió a todos los países que cesen los actos de violencia, las sanciones criminales y las violaciones de derechos humanos contra las personas a causa de su orientación sexual o identidad de género.

Ashton homenajeó en especial a los activistas en favor de los derechos del colectivo LGBTI David Kato y John Edison Ramírez, que fueron asesinados el año pasado, y elogió la nominación de la activista de Uganda -país donde la homosexualidad está perseguida- Kasha Jacqueline Nabagesera para el reconocido premio Martin Ennals, que se concede a defensores de los derechos humanos.

Noticias Relacionadas