Martes, 17 de Mayo de 2011

La Iglesia usa el terremoto de Lorca para ganar más dinero con el IRPF

El obispo de Ciudad Real afirma que el seísmo "ha puesto en penuria a la gente y a la misma Iglesia"

PUBLICO.ES / EUROPA PRESS ·17/05/2011 - 14:16h

Pese a recibir más de 10.000 millones de euros de las arcas públicas, los obispos españoles emplean todos los medios a su alcance, desde las redes sociales al terremoto de Lorca, para que los contribuyentes marquen la casilla de la Iglesia en su Declaración de la Renta en detrimento de las de los fines sociales. Han lanzado su campaña Xtantos en medios y redes sociales, la cuarta desde que la Iglesia española y el Gobierno acordaran en 2006 el nuevo modelo de financiación.

Y en esa tarea de convencer a los ciudadanos de que cedan el 0,7% a la Iglesia, cualquier argumento es bueno. De hecho, el obispo de Ciudad Real y responsable del secretariado para el sostenimiento de la Iglesia, monseñor Antonio Algora, señaló que el terremoto "ha puesto en penuria a la gente y a la misma Iglesia". Algora añadió que la primera parte de la campaña se ha centrado precisamente en informar a los ciudadanos sobre el destino de ese 0,7% pues, a su juicio, existe "una seria desinformación".

En el spot difundido por Internet, la Conferencia Episcopal Española aclara que marcar la casilla "no cuesta más" a los contribuyentes ni tampoco "les van a devolver menos". Además, explican que donde se ve "una casilla más" del IRPF, la Iglesia ve "más de 90.000 matrimonios, 70.000 ancianos atendidos, más de 20.000 sacerdotes, más de 22.000 parroquias y 5.000 centros de formación para la vida", entre otros.

Asimismo, en el anuncio televisivo se muestran cuatro de las consecuencias que tiene marcar la casilla como la atención de voluntarios a necesitados, la formación para la vida --que aparece representada en el trabajo diario de una fábrica y en el estudio de un joven-- y el anuncio de la Palabra de Dios.

Los obispos son optimistas sobre a recaudación porque en época de crisis la gente "se da cuenta de dónde merece la pena que vaya el dinero"

Igualmente, el vicesecretario para asuntos económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, subrayó que con esta campaña se pretende "dar a conocer lo que es realmente la Iglesia y desmitificar muchas cosas". Además, apuntó que marcar esta casilla es compatible con marcar la casilla de fines sociales y, en este sentido, aclaró que son "absolutamente distintas" y no se perjudican entre sí.

En cualquier caso, Giménez Barriocanal remarcó que la Iglesia "no ha tocado techo", y que, si se ha notado una bajada en la recaudación, a pesar del incremento de casillas marcadas, es porque "hay menos para todo el mundo". Aún así, aseguró que siguen siendo "optimistas" ya que en época de crisis la gente "se da cuenta de dónde merece la pena que vaya el dinero".

En cuanto a la rentabilidad de marcar la X, monseñor Algora ha afirmado que la pregunta no debería ser si es rentable que la Iglesia disponga de fondos para formar, por ejemplo, a los niños de primera comunión, sino "qué sería de este país si los niños no hicieran la primera comunión y si eso influye en su comporamiento y en su rendimiento escolar".

250 millones de euros

En este sentido, ha agradecido a los contribuyentes que en la última Declaración de la Renta de 2010, correspondiente al IRPF de 2009, las declaraciones a favor de la Iglesia Católica se incrementaran en 65.983, elevándose el número total a 7,2 millones y la contribución a casi 250 millones de euros —3,2 millones menos que el año anterior, lo que atribuyen a la crisis—.

Por su parte, Giménez Barriocanal recordó que la Iglesia "tiene que ser valiente para dar a conocer su mensaje". Indicó que, aunque al principio la CEE tuvo "miedo" de que se la acusara de malgastar el dinero de las parroquias y de los pobres a la hora de hacer esta campaña, "luego se ha demostrado la bondad que supone tener campañas en los medios".

Noticias Relacionadas