Miércoles, 16 de Enero de 2008

Los calendarios de retirada de EEUU e Irak son distintos

Rice reconoce los avances, pero señala que aún queda mucho trabajo por hacer.

PÚBLICO ·16/01/2008 - 13:17h

Soldados de EEUU registran uan casa en Baquba. EFE

Gracias a los “progresos notables” que se han obtenido en los últimos meses en Irak, la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, reiteró ayer en Bagdad el compromiso de reducir la presencia de soldados estadounidenses en la zona.

Washington confía en una retirada gradual de hasta 30.000 tropas a mitad de este año y que las fuerzas iraquíes asuman el control de la seguridad de todo el país al final de 2008. “Hay un progreso notable en los campos de la seguridad y la política”, recalcó Rice.

 Su optimismo no es compartido por el ministro de Defensa iraquí, Abdul Qadir, quien dijo el lunes que el país árabe necesitará ayuda militar de EEUU hasta 2018.

“Según nuestros cálculos y calendarios, creemos que entre 2009 y 2012 seremos capaces de tener pleno control sobre los asuntos internos de nuestro país”, declaró Qadir al diario  The New York Times.

"Respecto a las fronteras, la protección de amenazas externas, nuestros cálculos indican que no seremos capaces de responder a las amenazas externas hasta 2018 ó 2020”, añadió el ministro iraquí.

Visita sorpresa

Rice hizo un breve paréntesis a la gira por Oriente Próximo con el presidente George Bush para realizar una visita relámpago al país árabe, donde se entrevistó con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, el presidente, Yalal Talabani, y el presidente de la región autónoma del Kurdistán iraquí, Masud Barazani, entre otros.

"Dada mi presencia en la región, he decidido visitar Irak con el objetivo de apoyar lo que está sucediendo en Irak, país que ha sido testigo de avances en el frente político”, señaló Rice en una rueda de prensa.

Entre los avances, destacó  la ley aprobada recientemente por el Parlamento iraquí que rehabilita para la función pública a los ex miembros del partido Baaz que dirigió el
dictador Sadam Husein.

"La nueva ley es un paso adelante en el camino de la reconciliación nacional, pero todavía queda mucho trabajo, porque el ritmo de la reconciliación no es el que quiere Washington”, dijo la diplomática.

Ésta es la segunda visita que Rice efectúa a Irak en menos de un mes, después de la del 18 de diciembre.

Bush advierte a Irán de que no provoque a EEUU

El presidente estadounidense, George Bush, advirtió ayer a Irán de que no provoque a EEUU en aguas del Golfo Pérsico. “Si atacan a nuestros barcos, consideraremos a Irán responsable”, dijo Bush desde Arabia Saudí y amenazó con serias consecuencias si se produce cualquier ataque naval. Pese a las duras palabras empleadas por Bush, el líder estadounidense indicó que quiere “resolver el conflicto diplomáticamente”. El 5 de enero, Washington acusó a lanchas iraníes de haber intimidado a un barco estadounidense por radio. Una semana después, reconoció que las amenazas radiofónicas podían venir de cualquier lado.