Martes, 17 de Mayo de 2011

El PSOE corrige al PSOE en el caso de los gays

Espadas retirará la concesión de las casetas que violen derechos

OLIVIA CARBALLAR ·17/05/2011 - 08:20h

José Carlos Iglesias, en la feria de Sevilla. laura león

Con más o menos rechazo, la gran novedad de la pasada Feria de Abril este año de mayo fue la prohibición de fumar en su interior. Lo que no fue novedoso, porque viene ocurriendo desde algunas ferias atrás, es que los homosexuales sean expulsados de algunas casetas porque a algunos de sus socios no les gusta, por ejemplo, que dos hombres homosexuales bailen sevillanas en sus narices, como denunció una pareja este año.

¿Por qué lo que parece lógico de acuerdo a la nueva legislación antitabaco, por muy recinto privado que sea, no se cumple en un asunto relacionado con los derechos fundamentales de las personas? ¿A alguien se le ocurriría a estas alturas expulsar a una persona por ser de raza negra o por ser mujer o por no creer en Dios alegando simplemente que se trata de un recinto privado? La edil de Fiestas Mayores, la socialista Rosa MarPrieto, reprobó la expulsión de José Carlos Iglesias, peluquero de 31 años, y su pareja de hecho, Juan Carlos Cabezas, productor de televisión de 24, de la caseta Pero como tú ninguna, pero afirmó que no podía hacer nada por ser un recinto privado. Eso es lo que pretende corregir el candidato del mismo partido, el PSOE, a la alcaldía de Sevilla, Juan Espadas, que se ha comprometido, en plena campaña, a modificar la normativa municipal.

La edil de Fiestas Mayores dijo que no podía hacer nada por ser recintos privados

De momento, ya ha redactado una alegación a la nueva ordenanza de la feria. "La existencia de un ámbito privado de autonomía personal, de privacidad e incluso de intimidad (...) no puede suponer un obstáculo para la intervención de los poderes públicos en la tutela de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución (...) No pueden existir espacios de impunidad", reza el texto.

Espadas, independientemente de la aplicación del derecho penal, quiere que estas conductas sean sancionadas, siempre que se constaten, en el ámbito administrativo.

Para ello, incluirá un nuevo tipo infractor en la ordenanza que conllevará la pérdida de la concesión de la caseta: "Permitir en el interior de la caseta cualquier conducta que suponga discriminación por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, convicción u opinión, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad, lengua o cualquier otra condición o circunstancia personal o social (...) llevará aparejada en todo caso la pérdida de la licencia".

"No pueden existir espacios de impunidad", alega el candidato socialista

Suelo público

La Unión de Consumidores de Andalucía (UCA/UCE) ha pedido a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias que inste a todos los ayuntamientos a revisar sus ordenanzas de festejos con el fin de "prohibir y sancionar con rotundidad cualquier actitud inconstitucionalmente discriminatoria". Y, además, para que no existan iniciativas aisladas sino un marco de derechos de respeto en toda Andalucía.

La UCA ha incidido también en el aspecto de lo privado y los derechos fundamentales. "[El caso de la expulsión de los dos homosexuales] Se ha querido maquillar como una laguna jurídica cuando no es cierto. Las casetas, como cualquier establecimiento público o privado, no pueden atentar contra los derechos fundamentales de la Carta Magna, más aún cuando se trata de concesiones administrativas sobre propiedad pública", afirmó en un comunicado.

Noticias Relacionadas