Martes, 17 de Mayo de 2011

La sombra del pucherazo vuelve a teñir Nápoles

El diario L'Unità denunciaba que hasta 30 candidatos a ayuntamientos en esta zona de Italia no cumplían los requisitos de la ley

D. DEL PINO ·17/05/2011 - 01:00h

Francesco Borrelli.

A mediodía de ayer, el comisario general de los Verdes en la región de Campania, Francesco Emilio Borrelli, alzaba el tono: "Cuando el señor M.C. se presentó esta mañana en el colegio Tito Livio a votar se encontró con que alguien ya lo había hecho en su lugar [...] Tras los regalos, las entradas para el fútbol o los 50 euros por voto, ahora descubrimos que hay ciudadanos que ya han votado sin haberse siquiera presentado a votar".

Borrelli, fundador de un observatorio para proteger el voto limpio en Nápoles, no estaba poniendo ejemplos imaginarios. Cuando se trata de las elecciones, en la capital de Campania la basura no sólo está por las calles. Ayer, el diario L'Unità denunciaba que hasta 30 candidatos a ayuntamientos en esta zona de Italia no cumplían los requisitos de la ley electoral al tener a sus espaldas condenas superiores a los dos años de cárcel. Y, sin ir más lejos, la semana pasada fue detenido Antonio Izzo, alcalde de Montesarchio, acusado de pactar con la Camorra un sistema de compra de votos por cien euros.

Más controles

La Policía trató de reforzar los controles en los colegios electorales para evitar las frecuentes extorsiones mafiosas. Pero sigue siendo una tarea difícil. Uno de los presidentes de mesa del colegio Montalli sorprendió a una persona fotografiando su papeleta con el voto marcado. Los carabinieri sospechan que esa imagen serviría de prueba para obtener dinero a cambio del voto. El Comité de Italia de los Valores, uno de los principales partidos antimafia ha denunciado las "pruebas de amenazas, presiones y compraventa de votos en Marianella, Secondigliano, Sanità y Bagnoli.

Noticias Relacionadas