Martes, 17 de Mayo de 2011

El Ayuntamiento se propone acabar con las falsas víctimas

Algunas personas se hacen pasar por afectados para tener comida gratis. El Ayuntamiento comenzará hoy a trasladar a los damnificados a un campamento único

D. A. ·17/05/2011 - 01:00h

Varios afectados por el seísmo, ayer, en el campamento de La Viña. Mónica Patxot

El Ayuntamiento de Lorca comenzará hoy a trasladar en autobuses gratuitos a los damnificados por el terremoto a un campamento único, situado a las afueras del municipio, junto al estadio de fútbol del equipo local, el Francisco Artés Carrasco. El estadio fue una de las ubicaciones que se barajó el día del terremoto para acoger a los sin techo, pero la idea se desechó por el emplazamiento del terreno, a siete kilómetros del centro de la ciudad. Ahora, el consistorio explica que varios motivos han provocado el cambio de ubicación.

La principal es la higiene. Junto al Huerto la Rueda, donde todavía se encuentra el principal asentamiento de tiendas militares y de Cruz Roja, no hay duchas. Esta había sido la principal reclamación de las familias con hijos, pero afecta a toda la población. Además, los organizadores han detectado en los últimos días casos de picaresca de personas que han acudido a los campamentos a por suministros, alimentos y mantas haciéndose pasar por víctimas. En otro campamento, el de La Viña, el abuso de los recursos de la cooperación ha llegado a agotar en alguna ocasión los alimentos, que tuvieron que ser repuestos desde otros asentamientos.

Aunque las competencias de la gestión de los campamentos corresponden al Ministerio del Interior, el Ayuntamiento preparó a última hora de ayer una identificación personal mediante pulseras o carnés con la que controlará el acceso a los servicios en el nuevo campamento. El primer día, el control para evitar que se repitiese en la recogida de alimentos consistió en marcar con un sello la mano derecha de quien recibía la comida, pero esta marca se borraba con agua o saliva.

El objetivo del nuevo sistema es evitar el acceso de personas desplazadas de otros municipios, pero también de lorquinos que tienen su casa marcada con una señal verde, que certifica la "habitabilidad", explican fuentes municipales. Para ello, el consistorio se servirá del padrón municipal, los listados de sus servicios sociales o las tarjetas sanitarias, identificaciones con las que se tratará de evitar la pillería.

Por otra parte, el subsecretario de Interior, Justo Zambrana, informó ayer de que las ayudas para las víctimas del terremoto estarán listas dentro de aproximadamente un mes. Además, Zambrana explicó que se habilitará un único punto de información para atendera los vecinos.

Noticias Relacionadas