Martes, 17 de Mayo de 2011

Bruselas, contra las rebajas de rating por sorpresa

Almunia anuncia un control exhaustivo del mercado para favorecer la competencia

D. B. ·17/05/2011 - 01:00h

El comisario Michel Barnier. bloomberg

La Comisión Europea pretende que las agencias de calificación de riesgo "acompañen en vez de sancionar" el esfuerzo "presupuestario y político" de los países embarcados en políticas de austeridad. Así lo aseguró ayer Michel Barnier, comisario de Mercado Interior, que avanzó algunos ejes de la propuesta que presentará muy probablemente en septiembre. "No entiendo cómo algunas calificaciones se publican en el mismo momento en que un país hace un esfuerzo enorme", reconoció. Estas rebajas en la nota, consideradas una traición por la zona euro, fueron sufridas por España, Portugal o Grecia, donde se han presentado denuncias contra las tres grandes agencias. Según Barnier, suponen el ejercicio pleno de las libertades democráticas, pero aseguró que su "deber" es "reaccionar para cambiar" el oligopolio compuesto por S&P, Fitch y Moody's, todas con base en EEUU.

La propuesta es la tercera en este área y está aún en estudio, lo que ha originado críticas en los países más acorralados por la especulación. "No voy demasiado rápido, pero siempre más lento que los mercados", admitió, preguntado por la lentitud de los trabajos técnicos, que ahora se centran en una consulta al sector sobre las medidas. Entre ellas está "reducir la dependencia" de esas tres agencias con "competencia para ensanchar el mercado", y acabar con los conflictos de interés y la connivencia entre los que examinan y los examinados.

Por su parte, Joaquín Almunia aseguró en Londres que combatirá cualquier monopolio y distorsión del mercado que reduzca sus participantes hasta pervertir el sistema. Según el comisario de Competencia, las nuevas normas sobre el sector financiero aprobadas por la UE para prevenir futuras crisis no bastan y deben combinarse con "una política de competencia que aborde el comportamiento dañino de los participantes en el mercado". Almunia, que ya investiga a 16 bancos por pactar el uso de instrumentos especulativos, pidió extender el control a "propietarios de infraestructuras, intermediarios, proveedores de servicios de información y posiblemente más".