Miércoles, 16 de Enero de 2008

Bush pidió al rey saudí que la OPEP suba la producción de crudo

EFE ·16/01/2008 - 13:36h

EFE - El presidente estadounidense George Bush toma un té con el rey Abdullah durante su encuentro en el rancho de Al Janadriyah, en Arabia Saudí el 15 de enero.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha presionado al rey saudí, Abdulá Bin Abdelaziz, para que la OPEP suba la producción de petróleo en su próxima reunión del 1 de febrero, según dijo hoy la portavoz de la Casa Blanca.

Bush sacó el tema del crudo en una reunión privada ayer con el monarca en su finca en Al Janadriyah, en las cercanías de Riad, de acuerdo con la portavoz presidencial, Dana Perino.

"El presidente dijo que hay esperanza de que como resultado de esas conversaciones la OPEP se anime a autorizar un aumento de la producción", reveló Perino a la prensa a bordo del "Air Force One", el avión que llevó a Bush desde la capital saudí hasta la ciudad egipcia de Sharm el Sheij.

Bin Abdelaziz respondió a Bush que "entiende la situación" y que le preocupa el alto precio del petróleo y su impacto negativo sobre las economías de todo el mundo, según Perino.

La funcionaria no quiso entrar en más detalles porque dijo que se trató de "una conversación privada".

Los miembros de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) se reunirán el 1 de febrero en Viena para determinar la producción conjunta, después de que en diciembre la organización decidiera no modificar su nivel de bombeo.

En su encuentro con el monarca, Bush insistió en que "la oferta es estrecha, al tiempo que la demanda es muy alta y está en alza, no sólo en Estados Unidos, sino en todo el mundo, especialmente en India y China", dijo Perino.

"Esta no es una situación que se vaya a resolver de la noche a la mañana y por eso al mismo tiempo el presidente impulsa con empeño fuentes alternativas de energía", añadió.

Antes de su reunión con el monarca, Bush pidió a la OPEP durante un encuentro con empresarios saudíes que tengan en cuenta el impacto sobre la economía de Estados Unidos, que está en peligro de caer en una recesión, a la hora de determinar los niveles de producción.

El ministro saudí de petróleo, Ali Al-Naimi, respondió en una rueda de prensa que a su país le preocupa que Estados Unidos, el mayor consumidor de energía del mundo, pueda caer en una recesión, pero dijo que sólo elevará la producción de crudo "cuando el mercado lo justifique".