Lunes, 16 de Mayo de 2011

Sostres cree que Strauss-Kahn era "una golosina" para la camarera

El columnista considera que la víctima fue el dirigente del Fondo Monetario Internacional y no la mujer que lo acusa de intento de violación

PÚBLICO.ES ·16/05/2011 - 20:14h

F. ZUERAS - Salvador Sostres, en una imagen de archivo.

Salvador Sostres lo ha vuelto a hacer. En cuanto ha salido una nueva noticia polémica sobre violencia contra las mujeres, el conocido columnista y tertuliano ha recuperado su línea habitual y le ha restado importancia.

En una columna titulada 'Algunas camareras', Sostres da su particular visión de la detención de Dominique Strauss-Kahn. Aunque reconoce que "podría ser que las acusaciones fueran ciertas", el columnista de El Mundo prefiere pensar que en realidad el hasta ahora dirigente del Fondo Monetario Internacional fue la víctima y no al revés.

"Cualquiera que haya viajado un poco y se haya hospedado en hoteles de lujo sabrá perfectamente que los hombres solos a los que se les presume cierto poder adquisitivo son como golosinas para algunas camareras", asegura Sostres. A continuación, el tertuliano se monta su propia película contando una historia acerca de una camarera que "de repente habla con voz muy dulce y hace posturas sinuosas y ríe por cualquier cosa".

Sostres además, olvidándose por completo de su condición de personas, hace una ficticia clasificación de "camareras". En su opinión, hay unas que "informan a la víctima del precio" y otras "que esperan a que el juego termine para informarte de que si no pagas una determinada suma de dinero te van a denunciar por violación".

El columnista, aunque al final señala que "negar el drama de tantas mujeres maltratadas sería cruel e injusto", él mismo lo simplifica. A su juicio, sería igual de "cruel e injusto negar que cada vez hay más mujeres que se aprovechan de la lógica atención que la sociedad presta a este drama para enriquecerse o sacar cualquier tipo de provecho presentando denuncias falsas".

En la red social Twitter, también se han visto un sinfín de comentarios criticando, además de a Sostres, el artículo de Lluis Bassets en su blog de El País. El articulista, al igual que el columnista de El Mundo, destaca que "no se puede descartar que el director general del Fondo fuera víctima de una honey trap, una trampa de miel o de cariño, tal como las tendían los servicios secretos de uno y otro lado en la guerra fría". También añade que puede tratarse, en su opinión, de "un intento de chantaje por parte de una ocasional relación avisada del provecho que pudiera sacar de pez tan gordo".

Además, Bassets define el intento de violación, agresión sexual y detención ilegal -de lo que está acusado- de un "fallo crucial en el carácter de un hombre".

Noticias Relacionadas