Miércoles, 16 de Enero de 2008

Una ola de frío polar deja diez muertos por congelación en Turquía

EFE ·16/01/2008 - 13:30h

EFE - Una palmera cubierta de nieve cerca de la Mezquita Azul de Estabul, Turquía, durante la ola de frío que azotó el país en enero de 2006.

La mayor parte del territorio de Turquía está afectado por un frío polar que ha dejado 10 muertos, ríos, canales y lagos congelados, 2.000 pueblos incomunicados y multitud de carreteras cortadas al tráfico.

En el este de Turquía, las temperaturas alcanzaron los 35 grados bajo cero y la agencia de noticias estatal Anadolu informó de que una decena de personas murieron congeladas en diversas provincias durante los últimos tres días, aunque no ofreció más datos adicionales sobre las víctimas.

Las escuelas se cerraron en la mayoría de las provincias de Anatolia Oriental y en Ardahan (noreste de Turquía) y las guardias de las unidades militares se recortaron de 2 horas a 15 minutos.

Los ríos Yesilirmak y Kizilirma, dos de los más grandes de Turquía, así como el lago Beysehir, se congelaron a causa de las bajas temperaturas.

Además, 2.000 pueblos y aldeas quedaron incomunicados al quedar cortadas las carreteras.

En la provincia de Tokat (región del Mar Negro), una casa se calcinó hasta los cimientos en la noche del martes porque los bomberos no pudieron hacer nada al haberse congelado sus vehículos, el agua de las mangueras e incluso la gasolina de los camiones.

El partido de fútbol de la Primera División entre el Sivasspor y el Trabzonspor se disputó a 20 grados bajo cero lo que provocó que las orejas de varios jugadores se congelaran.

También en la ciudad de Sivas (Anatolia Central), al jugador de la Liga Amateur Muhammed Demir le tuvieron que amputar tres dedos de la mano que resultaron congelados tras un partido de fútbol, así que la Federación de Fútbol ha decidido cancelar los partidos de fútbol en dicha población hasta que remita el frío.