Lunes, 16 de Mayo de 2011

Strauss-Kahn le habló a su mujer de un "problema grave" antes de su detención

'Le Monde' no da más detalles, aparte de que no hizo alusión al incidente en el hotel, por el que está acusado de intento de violación, acto sexual ilícito y detención ilegal

EFE ·16/05/2011 - 18:03h

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, le habló a su mujer de "un problema grave" antes de ser detenido el sábado pasado en Nueva York acusado de delitos sexuales, informó hoy el diario francés Le Monde.

Según el rotativo, Anne Sinclair, con la que Strauss-Kahn está casado en terceras nupcias, se encontraba en París cuando se enteró de la noticia y se fue a casa de unos amigos para evitar a los periodistas, que no tardaron en acudir a la puerta del domicilio del matrimonio en la capital francesa.

Le Monde sostiene, citando a sus conocidos, que Sinclair les dijo que habló por teléfono con su marido el sábado, después de que Strauss-Kahn comiera con su hija y un poco más tarde ese mismo día, cuando el director gerente del FMI iba camino del aeropuerto de Nueva York. En esa conversación Strauss-Kahn le habló de "un problema grave", del que el rotativo no da más detalles, aparte del hecho de que no hizo alusión al incidente en el hotel, por el que el economista está acusado de intento de violación, acto sexual ilícito y detención ilegal.

La emisora francesa RMC indica hoy que los abogados estadounidenses del político están reconstruyendo los hechos del pasado sábado para tratar de demostrar la inocencia de su cliente, quien afirma que comía con su hija en el momento en el que supuestamente se produjo la agresión. Le Monde señala que Strauss-Kahn pagó su factura e hizo el "check-out" del hotel Sofitel a las 12.30 hora local, unos treinta minutos antes de la hora en la que la camarera dijo que había sido acosada.

El diario Libération, en cambio, asegura que la Policía estadounidense sitúa ahora los hechos en torno al mediodía y no hacia las 13.00 hora local, lo que, a su juicio, puede acabar con el argumento presentado por los abogados de Strauss-Kahn. Después de pasar más de 30 horas en una comisaría de Harlem, Strauss-Kahn ha llegado al tribunal de Nueva York en el que se le hará la presentación formal de los cargos que se le imputan.

Noticias Relacionadas